Go to Top

Conferencia: Origen Evolutivo de la Moral

2 de septiembre, a las 19:00 horas (México), 2015.

Jaqueline Alcázar Morales
Grado: Maestría
FES Acatlán
mail: jackiealmo@gmail.com

La tradición filosófica occidental, desde la noción esencialista de Platón y Aristóteles, consideró por muchos siglos que la capacidad racional era la que propiciaba la conducta moral. Siendo así, la capacidad moral era una de las consecuencias de la racionalidad humana. Las demás especies de animales, bajo la perspectiva esencialista, no tenían la facultad de distinguir entre lo bueno y lo malo. Sin embargo, en el siglo XIX, con la teoría de la evolución de Charles Darwin, se ha podido argumentar que, la especie humana, como todas las demás, ha sido resultado de un proceso evolutivo que inició hace aproximadamente 3800 millones de años. Esto significa que el genoma humano tiene un registro histórico evolutivo desde el origen de la vida y, por lo tanto, desde la perspectiva biológica, no representa ningún tipo de escisión con el resto de los seres vivos. Esta forma de entender la vida contempla la posibilidad de rastrear el origen evolutivo de nuestra moral, ya que, al no haber una ruptura biológica entre los seres vivos, deben existir ciertas semejanzas de conducta entre los animales humanos y no humanos. Finalmente, la capacidad moral, altamente desarrollada en el ser humano, es parte de la evolución biológica y de la evolución cultural, que permitió la supervivencia de nuestra especie. Además de que, en la conducta de otras especies de animales, se pueden rastrear emociones morales básicas, compartidas con los animales humanos: compasión, cooperación y altruismo.

Palabras clave: Evolución, Cultura, Moral, Conducta Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *