Go to Top

Conferencia: Percepción de caras humanas en perros mediante resonancia magnética funcional

1 de septiembre, a las 17:30 horas (México), 2015.

Maestra. Laura Verónica Cuaya Retana
Maestra en Ciencias (Neurobiología)

Laboratorio de Conectividad Cerebral. Departamento de Neurobiología Conductual y Cognitiva, Instituto de Neurobiología
UNAM
mail: lauveri@hotmail.com

Las caras son estímulos sociales complejos que dan información valiosa acerca de un individuo. En los primates existe una región cerebral especializada en el procesamiento de caras: la región inferotemporal (giro fusiforme en humanos).

En los perros (Canis familiaris), el reconocimiento de caras humanas es crucial para establecer el apego con humanos y una de las bases de su cognición social. Los perros son capaces de reconocer y atender a las caras humanas mejor que los lobos y los primates no humanos. Nuestro objetivo es describir los correlatos cerebrales de la percepción de caras humanas en los perros mediante imágenes por resonancia magnética funcional.

Participaron seis perros sanos (entrenados para permanecer quietos dentro del resonador sin ninguna restricción mecánica). Mientras se adquirían imágenes funcionales (TR = 1750, TE = 30 ms, resolución de 2x2x3 mm3) los perros observaron imágenes de caras humanas y objetos cotidianos. Para describir las áreas involucradas en la percepción de caras humanas en el perro, analizamos el contraste: caras > objetos. Este contraste mostró actividad en varias áreas cerebrales, localizadas principalmente en áreas frontales derechas y temporales bilaterales.

Esta actividad cerebral es anatómica y funcionalmente equivalente a la reportada en primates (áreas cerebrales ventrales-posteriores). Sugerimos que la localización del área cerebral para la percepción de caras es similar entre primates y perros porque la vía visual ventral es evolutivamente antigua. Por otra parte, es notable la convergencia en las áreas cerebrales reclutadas entre diferentes especies, considerando que los estímulos consistían en caras de una especie diferentes (i.e. humanos), aunque es congruente con la demostración conductual de otros estudios de que los perros son capaces de diferenciar entre humanos solamente observado sus caras. Nuestro siguiente objetivo es comparar la actividad cerebral mientras los perros observan caras de otros perros.

Palabras Clave: Neurociencias, Perros, Caras, Estudio Comparativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *