Go to Top

Historia

El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano (CEFPSVLT-SEP) surge formalmente en 1972, como entidad de la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, creado por Decreto Presidencial que entra en vigor el 19 de agosto de 1972.

El Centro de Estudios nace a partir del legado del doctor Vicente Lombardo Toledano de su biblioteca particular en la casa que habitó por más de cuarenta años, para que fuese aprovechada por quienes, como él decía, “se dedican al estudio de las ideas que han regido la sociedad humana, las ideas que en el presente se confrontan para explicar el mundo y las ideas que han de presidir el mundo del futuro”. El inmueble es formalmente incorporado a los bienes del dominio público de la Federación y se destina al servicio de la Secretaría de Educación Pública, para uso del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, por Decreto Presidencial del 21 de febrero de 1985.

Centro Lombardo Toledano 3La casona donde tiene su sede no sólo alberga los más de veinticinco mil títulos (joyas bibliográficas, libros, colecciones de revistas, periódicos y documentos históricos) reunidos por Vicente Lombardo Toledano a lo largo de su vida, sino algunos de los objetos personales que le eran  más queridos y, en fechas más recientes, las obras pictóricas y escultóricas hechas en su honor por varios de los grandes maestros del arte mexicano, así como la bandera nacional que cubrió la urna con sus restos mortales cuando éstos fueron depositados en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Desde su inauguración y hasta 1993, el Centro realiza investigaciones y ofrece servicios de documentación e información sobre historia de México y América Latina, en particular del movimiento obrero y del papel desempeñado por Vicente Lombardo Toledano. A partir de 1994 amplía sus actividades con la inclusión de investigaciones sobre historia y filosofía de la ciencia y de la tecnología (metaciencia), que desarrolla a través de actividades de investigación, publicaciones especializadas, organización de eventos académicos y prestación de servicios bibliotecarios.

En la primera etapa el trabajo se concentró, primero, en el rescate, reproducción, clasificación y catalogación de los documentos, publicaciones, discursos, conferencias, entrevistas y artículos que conforman el registro de la obra del doctor Vicente Lombardo Toledano, para posteriormente proceder a su publicación de acuerdo con un programa editorial debidamente estructurado. La labor fue meticulosa y especializada pues la obra del autor (gnosis y praxis) es extensa y de una amplitud temática muy diversa; fue construida con un alto rigor metodológico, acorde con cada circunstancia de los tiempos que le tocó vivir. Esta obra constituye un producto excepcional al servicio del país pues conjuga talento, preparación enciclopédica y cultura, con una profunda convicción social, una firme trayectoria humanística y un elevado patriotismo. Abarca una etapa de gran relevancia en el devenir de México, de América Latina y del mundo en el transcurso del siglo veinte.

Tal singularidad confiere a este legado un valor particular en múltiples instancias y niveles de análisis, entre otros: valor como testimonio histórico, valor como corpus de pensamiento para la interpretación de diversos momentos de la evolución histórica del país, ejemplo de metodología científica en el estudio de los problemas políticos y sociales y vigencia de su pensamiento como guía instrumental para analizar la realidad social en constante cambio.

La labor del Centro se ve beneficiada gracias a nuevos decretos: uno, por el que se dispone que se inscriba el nombre de Vicente Lombardo Toledano en el muro de honor de la Cámara de Diputados (16 de noviembre de 1993), y otro, por el que se dispone la exhumación de sus restos, para ser objeto de homenaje póstumo e inhumación en la Rotonda de las Personas Ilustres en el Panteón Civil de Dolores (16 de julio de 1994), “para que se difundieran sus acciones, así como su obra política y social”.

En 1994 las disciplinas que se cultivan y las actividades que realiza el Centro de Estudios se enriquecen con la incorporación de actividades de investigación y servicios de documentación en el campo de la filosofía e historia de las ciencias (metaciencia), en especial de las ciencias de la vida, con particular atención al pensamiento evolucionista, las ciencias cognitivas, la evolución humana y en general el estudio histórico y filosófico de la ciencia. Estos estudios son de índole interdisciplinar pues concurren a ellos saberes de las ciencias naturales, las ciencias sociales y la investigación académica en humanidades. Atienden a la necesidad de ampliar el conocimiento sobre el ser humano, sus aspectos biológicos, sociales y culturales, su diversidad y potencialidades, y su lugar e impacto en la naturaleza a lo largo de su existencia en el mundo. El cultivo de estas disciplinas tiene siempre un resultado que se entrega a la sociedad en forma de publicaciones, cursos, conferencias y diversas actividades de divulgación y formación.

Se incluyeron asimismo en este año estudios sobre ciencia, tecnología y sociedad (CTS), que atienden a al incremento en la sensibilidad social e institucional sobre la necesidad de una regulación democrática del cambio científico-tecnológico, para lo cual es preciso un conocimiento profundo y objetivo del mismo.

Es importante señalar que en México el desarrollo sistemático de los estudios metacientíficos se inició en las últimas dos décadas del siglo XX. Hasta los años ochenta, se cultivaban aisladamente en algunas instituciones de investigación y educación superior del país, especialmente en la UAM-Iztapalapa, la UNAM y el CINVESTAV del IPN. A raíz de la creación de instituciones como el CONACYT, que dieron un mayor impulso al desarrollo de la investigación científica y tecnológica en el país, este Centro de Estudios, por acuerdo de su Órgano de Gobierno, abrió en 1994 esta nueva línea de investigación con el objetivo de crear un nicho específico en México sobre estudios metacientíficos, apoyado académicamente en un sólido grupo de investigadores interesados en el desarrollo de esta área. En ese mismo año se decidió la creación de la Biblioteca Mexicana de Historia y Filosofía de la Ciencia y Tecnología – Centro de Documentación en Metaciencia, que ahora lleva el nombre del distinguido filósofo y educador mexicano Fernando Salmerón, para constituir una biblioteca capaz de ofrecer a la comunidad científica un lugar de trabajo y una fuente de información bibliográfica especializada en este campo.

A partir de entonces, el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano se consolida como una institución pública de investigación y estudios avanzados dependiente de la SEP, cuya misión es realizar investigación científica y humanística, colaborar con la educación superior, suministrar servicios de consulta bibliográfica y de centro de documentación, y difundir la cultura a través de la publicación de textos especializados y la realización de actividades de extensión académica. Cumple así con sus objetivos de fomentar el estudio y la investigación de las ciencias humanísticas y en particular de la filosofía, mantener intercambio cultural y académico con organismos nacionales y extranjeros de la misma índole y difundir conocimientos de interés científico y filosófico.