Go to Top

El uso de interfaces sensoriales para el estudio de la percepción

11354628_10152785927711607_164041598_o2

El estudio en ciencias cognitivas, ha visto un desarrollo importante en perspectivas con enfoques fenomenológicos como la idea de la mente corporizada (Varela, Thompson & Rosch, 1992) y la extensión cognitiva (Clark 2003, 2008; Clark & Chalmers, 1998). Ambas perspectivas forman parte del argumento central del enactivismo. El enfoque enactivista postula una visión basada en la actividad dirigida a metas, dando un énfasis explicativo en la actividad corpórea y su relevancia en la percepción y en la creación de sentido (Proulx, 2004). Bajo esta lógica, la cognición puede ser abordada como el efecto de un acoplamiento sensorio motor con el medio, y está mediada por la dinámica del sistema cerebro-mente-cuerpo (Beer, 2009). De este modo, una herramienta se vuelve una interfaz con la cual nos acoplamos al mundo físico. Resultados en estudios en neurociencias (Iriki, Tanaka & Iwamura, 1996) y psicología cognitiva (Cardinalli et al., 2009), han dado luz sobre cómo es que incorporamos herramientas a nuestra actividad motora y los efectos que estas tienen sobre la percepción y la propiocepción. En un intento por formalizar este fenómeno, Dotov, Nie & Chemero (2010), han propuesto nuevas metodologías para estudiar la transparencia de una herramienta; es decir, que está incorporada al sistema cognitivo y es percibida en función de la meta que el sujeto quiere alcanzar con ella, de forma más específica buscando distintos resultados estadísticos en el uso de una interfaz en función de una disrupción de la capacidad atencional necesaria para su incorporación. En una tónica similar, pero con una metodología distinta, el uso de la Enactive Torch (Froese, McGann & Bigge, 2012), una interfaz mínima de sustición sensorial, ha sido utilizada en tareas de navegación. Sin embargo, no se ha estudiado lapresencia de ruido rosa en tareas llevadas a cabo con una interfaz enactiva.

2.Objetivos

En este estudio, proponemos el uso de la enactive torch, para explorar la incorporación de interfaces al proceso cognitivo como herramientas mediante una tarea de navegación humana con un paradigma de atención dividida. Los objetivos de este estudio, son 1. Identificar la presencia de ruido rosa, un fenómeno estadístico que caracteriza las dinámicas de sistemas dependientes de interacción y 2. Contrastar los resultados en la propiocepción de estudios llevados a cabo con otro tipo de herramientas, y los llevados a cabo con la Enactive Torch (efectos de extensión corporal y percepción distal).

3.Metodología

2.1. Procedimiento.

El estudio será llevado a cabo con 25 participantes, estudiantes de pre grado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Durante todo el experimento, los participantes tienen los ojos cubiertos con un visor pintado de negro, de modo que su visión esté completamente inhabilitada. En una primera fase, cada sujeto lleva a cabo una prueba de percepción distal con la ET, en la cual se le pide evaluar la distancia de 3 objetos (50cm de distancia, a 150 cm de distancia y a 125 cm de distancia) después de haber probado la ET con un objeto situado a un metro de distancia. Posteriormente, se replican las pruebas de percepción de la extensión de los brazos llevada a cabo por Cardinalli y colaboradores (2009), en la cual se genera un estímulo táctil en tres puntos del brazo del participante, y después se le pide que señale con un láser en donde recibió los toques. En una segunda fase, a los participantes se les informa que participan en un juego, en el cual se evalúa el tiempo en el que completan la tarea, y todos los contactos con obstáculos ya sea mediante un choque o tocándolos con el cuerpo, se registran y restan puntos a su desempeño. A cada participante, se le da la instrucción de seguir un estímulo sonoro diana, localizado en una de tres partes del laberinto, y se le informa que el objetivo de la tarea es alcanzar el estímulo antes de que este cambie de lugar, momento en el cual gana el juego. En cuanto el sujeto se acerca a una distancia de medio metro del estímulo diana, este cambia de lugar, haciendo creer al participante que el tiempo estaba programado de forma invariable y que no lo ha alcanzado, pese a ser este controlado por el investigador. El laberinto tiene forma de “Z”, y cada sujeto lo realiza de principio a fin y de regreso al punto de partida de forma simétrica. En una tercera y última fase, se repiten los experimentos de percepción distal y propiocepción llevados a cabo al inicio del experimento.

2.2. Análisis de datos.

Para la tarea de navegación, los datos serán analizados en una línea de tiempo con el objetivo de identificar la presencia de ruido de tipo “1=f b” (ruido rosa), con el fin de encontrar una correlación positiva entre este tipo de señal y un incremento en la eficacia de la tarea, indicando la presencia de una dinámica dependiente de la interacción entre la ET, el sujeto y las entradas del ambiente. Los datos utilizados para este análisis partirán del acelerómetro y el desplazamiento del participante. Si este desplazamiento se da de forma continua y con una media de errores (contactos) menor a la media del recorrido previo a la aparición de la señal, se asume una correlación positiva. Los resultados de las pruebas de percepción distal, serán analizados de participante a participante, en una modalidad pre-test/post-test con el fin de evaluar la variabilidad y la eficacia en los resultados después de haber utilizado la ET, utilizando una prueba estadística de U-Mann Whitley. De forma similar, se hará un análisis pre-test/post-test para estudiar la variabilidad en las distancias entre los puntos de contacto y los puntos señalados por los participantes en la prueba de propiocepción.

4.Resultados.

Pese a que el estudio se encuentra en etapa experimental, esperamos tener resultados que indiquen un punto específico en la presencia de ruido rosa que se correlacione positivamente con un aumento en la eficacia de la tarea. De igual manera, se espera encontrar una correlación entre la presencia de ruido rosa y la alteración propioceptiva. Resultados previos con la ET (Froese et al., 2012) han arrojado datos no conclusivos sobre la extensión en la percepción de los brazos de usuarios de la interfaz. Pese a esto, las condiciones experimentales de los primeros estudios no contemplaban protocolos de atención dividida ni una competencia contra el tiempo. Por esta razón, se espera que el protocolo experimental que se lleva a cabo sea relevante en la obtención de datos positivos.

REFERENCIAS

  1. Beer, R. D. (2009). Beyond control: The dynamics of brain-body-environment interaction in motor systems. InProgress in motor control (pp. 7-24). Springer US.
  2. Cardinali, L., Frassinetti, F., Brozzoli, C., Urquizar, C., Roy, A. C., & Farnè, A. (2009). Tool-use induces morphological updating of the body schema.Current Biology19(12), R478-R479.
  3. Clark, A. (2008). Supersizing the mind: Embodiment, action, and cognitive extension. New York: Oxford University Press.
  4. Clark, A., & Chalmers, D. J. (1998). The extended mind. Analysis, 58(1), 7–19.
  5. Dotov, D. G., Nie, L., & Chemero, A. (2010). A demonstration of the transition from ready-to-hand to unready-to-hand.PLoS One5(3), e9433.
  6. Froese, T., McGann, M., Bigge, W., Spiers, A., & Seth, A. K. (2012). The enactive torch: A new tool for the science of perception.Haptics, IEEE Transactions on5(4), 365-375.
  7. Iriki, A., Tanaka, M., & Iwamura, Y. (1996). Coding of modified body schema during tool use by macaque postcentral neurones.Neuroreport7(14), 2325-2330.
  8. Proulx, J. (2004). The enactivist theory of cognition and behaviorism: An account of the processes of individual sense-making. In Proceedings of the 2004 Complexity Science and Educational Research Conference(pp. 115-120).
  9. Rosch, E., Thompson, E., & Varela, F. J. (1992).The embodied mind: Cognitive science and human experience. MIT press.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *