• 01 55 5661 4987
  • 01 55 5661 1787
  • centrolombardo.edu@gmail.com
  • Lun - Vie: 9:00 - 18:00
Menú

La lógica de las extinciones. A propósito de los dinosaurios políticos.

Dinosaurios políticos en Washington

Dinosaurios políticos

Así como existen teorías para explicar las grandes extinciones de especies en el curso de la evolución de la vida sobre la Tierra, también podríamos decir que existen teorías para explicar las extinciones de distintas especies de políticos.

En la biología evolutiva se proponen varias líneas explicativas a partir de las cuales podría elaborarse un modelo general de las extinciones. Se parte de que la evolución de la biósfera se ha visto repetidamente interrumpida por grandes crisis ecológicas.

Estas líneas explicativas son las siguientes:

La existencia de una serie de crisis globales más o menos periódicas. Las pautas generales del cambio macroevolutivo (diversificación de patrones y niveles de organización) muestran la existencia de varias extinciones en masa en la historia de la vida en el planeta, y éstas han sido determinantes en la configuración pasada y actual de la biodiversidad.

A propósito de la humanidad (Homo sapiens sapiens), podríamos decir que en su historia evolutiva ésta ha sufrido también crisis periódicas, sólo que en este caso las crisis se llaman cambios con ruptura en su organización social.

Ahora bien, el impacto producido por las extinciones en masa ha sido muy amplio, afectando a todo tipo de ecosistemas, en los cuales se distinguen una primera fase contingente e impredecible y una segunda fase de recuperación relativamente predecible y determinista.

Así pues, por un lado existe un componente contingente y catastrófico, que corresponde a la propia extinción en masa. En este intervalo, la evolución tomó direcciones que eran imprevisibles. Los rasgos y características de las especies que conferían resistencia a la extinción en los períodos normales fueron inoperantes, a excepción de aquellas especies que tenían un amplio rango de distribución geográfica.

Algo similar podríamos decir que ha pasado con las sociedades humanas.

Lo anterior, porque las extinciones en masa corresponden a procesos multicausales. Más que el agente o agentes causales que desencadenan una extinción en masa, son las condiciones globales inmediatamente anteriores al impacto las que condicionan la evolución posterior del sistema.

Los ecosistemas tropicales y sus pobladores han sido las primeras y más sensibles víctimas de las extinciones en masa, y aquellos que han tardado más en recuperarse (cuando se han recuperado) una vez que han cesado sus efectos.

En el caso de las sociedades humanas es bastante ilustrativo lo que ha pasado y sigue pasando en África Central, Mesoamérica y Sudamérica.

Anotaba que la recuperación posterior a la extinción es un fenómeno relativamente predecible y determinista, pero muy variable en función de los supervivientes regionales de cada extinción.

Por lo tanto, si esa dinámica que marca las grandes extinciones en la historia de la vida del planeta es correcta, en la historia de la humanidad los dinosaurios políticos no necesariamente estarían menos preparados que otras especies de políticos para soportar los efectos de los agentes causales que desencadenaron la extinción en masa. Permanecerán aquellas especies preadaptadas a las nuevas condiciones del entorno. Así, llámense especies de políticos transicionistas, economicistas o transformistas, sólo aquellas especies con las características adecuadas sobrevivirán a la catástrofe.

En nuestro caso, habrá que ver qué supervivientes quedarán después de la crisis que estamos viviendo, para saber si la sociedad humana evolucionará o se extinguirá. No por nada en la evolución de la vida sobre la Tierra, los dinosaurios se transformaron en pájaros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja un comentario

X