Max Henríquez Ureña (1885-1968)

En el día de su aniversario, recordamos al escritor, poeta, profesor, investigador y diplomático dominicano, con una de sus poesías y una dedicatoria al Mtro. Vicente Lombardo Toledano.

Portada de max Henríquez Ureña

Imagen de Max Henríquez UreñaMax Henríquez Ureña nació el 16 de noviembre de 1885, y falleció el 23 de enero de 1968. Fue un destacado escritor, poeta, profesor, investigador y diplomático dominicano.

Estudió bachiller en Ciencias y Letras en Santo Domingo. Tras esto, se marchó a Nueva York a continuar sus estudios universitarios, y después a Cuba, donde se doctoró en Filosofía y Letras.

Max Henríquez Ureña fue profesor de literatura en la Escuela Normal de Santiago de Cuba, también en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña. Por último, impartió conferencias en la la Facultad de Filosofía de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Como investigador, estudió la literatura de la América Hispana, escribiendo varios volúmenes donde destacan el Panorama histórico de la literatura dominicanaPanorama histórico de la literatura cubana y Breve historia del Modernismo.

En el ámbito de la cultura, Max Henríquez Ureña dirigió el Ateneo y la Academia de Derecho González Lanuza, en Santiago de Cuba. También fue miembro de número de la Academia Nacional Cubana de Artes y Letras, miembro de la Academia Dominicana de la Lengua y miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua.

En la poesía, Max Henríquez Ureña desarrolló un estilo que partiendo del modernismo se fue atenuando con los años. Destacan entre sus obras poéticas Ánforas (1914) y Garra de luz (1958).

Como político, Max Henríquez Ureña llegó a Ministro Plenipotenciario de la República Dominicana en Londres y en Washington, Secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Delegado ante la Sociedad de las Naciones, Embajador en Brasil y Argentina, Delegado ante las Naciones Unidas, Superintendente General de Enseñanza y Secretario de Estado de Interior y Policía.

Recordamos al autor con una poesía y una dedicatoria al Mtro. Vicente Lombardo Toledano.

Poesía de Max Henríquez Ureña

INTIMA
Desde el solar nativo
-el nido de los pálidos recuerdos,
la casa palpitante de memorias
que viven y se agitan como espectros,-
me llega tu palabra,
henchida de miríficos consuelos,
mensajera piadosa del terruño,
hasta el extraño techo,-
el techo que indolente me cobija,
mudo y escueto,
intacto por os fuegos de mis luchas,
intacto por las alas del ensueño.En la isla, en lucha,
cuál sangra el corazón, cual llora el pecho!
¿Qué mucho que el postrado combatiente
destierre el sentimiento,
vulnerable talón que el dardo hiere,
y haga del estoicismo su remedio?En la vida, en la lucha,
Cuán temprano sentí, lloré cuán presto!
Cuánto de penas sufre!
Solitario me encuentro,
sin patria, sin hogar, sin ilusiones,
-todas volaron con volar ligero-;
busco para las penas interiores
las aguas del Leteo,
y tiendo del espíritu la salas
al país irreal de invicto ensueño.Todo cuanto fue amores,
luz de la edad y juveniles sueños,
yace entre los escombros del pasado,
apenas en las lindes del recuerdo.

Sobre esas ruinas la vista tiendo
con muda indiferencia.
No renace el extinto sentimiento
cual si el ansia de dulces efusiones
fuese muerta en el pecho.
El fatigado espíritu
no se enciende en la llama del deseo,
y contempla a través de las edades
como un campo vastísimo de hielo.

¡Ah! Que cuando resuena tu palabra
del letargo despierto,
y la nostalgia delator antiguo
dentro del alma siento.

¡Oh tu, la soñadora, la constante!
¡Oh tu, sacerdotisa del ensueño!
¿No sientes, bajo el cielo de la Paria
del ruiseñor parlero
cual se ha trocado el himno de esperanzas
por la canción macabrita de un cuervo?
¿No sientes que las vivas ilusiones,
la vieja tradición, el dulce sueño,
vuelan en el confuso torbellino
que azota el patrio suelo,
y hechos girones en la hoguera caen,
perecen de la patria en el incendio?

Que con tu fe radiante
que con tu amor perpetuo,
reconstruyes las muertas ilusiones
y guardas el altar de los recuerdos,
y en las frágiles notas de tus cartas
el alma envías del terruño entero!

En mi noche de amargo pesimismo
el instante aun espero
en que escuche, soñando,
tus palabras de nuevo
sobre las ruinas de la triste patria,
“sobre las ruinas del hogar deshecho”

New Cork, diciembre 1903.
Publicada en La Cuna de América, Santo Domingo.

Dedicatoria de Max Henríquez Hureña al Mtro. Vicente Lombardo Toledano

Portada del libro: Henríquez Ureña, Max. Panorama histórico de la literatura dominicana. Río de Janeiro: Companhia Brasileira de Artes Gráficas, 1945.
Henríquez Ureña, Max. Panorama histórico de la literatura dominicana. Río de Janeiro: Companhia Brasileira de Artes Gráficas, 1945.

A Vicente Lombardo Toledano, cordialmente. Max Henríquez Ureña, d/c Libertad 1386, Buenos Aires” (Argentina)

Obra ubicada en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” de la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8292/LOMBARDO
Correo electrónico: bibliolomb@hotmail.com

Obras de Max Henríquez Ureña

  • Ánforas, Imprenta de la Viuda de Montero. 1914.
  • La combinación diplomática. 1916.
  • Rodó y Rubén Darío. 1918.
  • El ocaso del dogmatismo literario. 1919.
  • Los Estados Unidos y la República Dominicana. 1919.
  • Tablas cronológicas de la literatura cubana. Ediciones Archipiélago, 1929.
  • Fosforescencias. Ediciones Archipiélago, 1930.
  • El retorno de los galeones (bocetos hispánicos). Editoral Renacimiento, 1930.
  • Panorama de la República Dominicana. 1935.
  • Les influences Francaises sur la poésie Hipano-Americaine. Institut de Etudes Americaines, 1938.
  • El Continente de la Esperanza. 1939.
  • La independencia efímera, Fernand Sorlot. 1938.
  • La conspiración de los Alcarrizos. Sociedad Intrustrial de Tipografía, 1941.
  • Poetas cubanos de expresión francesa. Revista Iberoamericana, 1941.
  • El Arzobispo Valera. Fundacao Romao de Mattos Duarte, 1944.
  • Panorama histórico de la literatura dominicana. Río de Janeiro: Companhia Brasileira de Artes Gráficas, 1945.
  • Cuentos insulares: cuadros de la vida cubana. Buenos Aires: Editorial Losada, 1947.
  • Pedro Henríquez Ureña: antología. Ciudad Trujillo, Librería Dominicana, 1950.
  • El ideal de los trinitarios. Edisol, 1951.
  • Episodios dominicanos. (1951).
  • Garra de luz. Organización Nacional de Bibliotecas Ambulantes y Populares, 1958.
  • El retorno de los galeones; Breve historia del modernismo. Ciudad México: Fondo de Cultura Económica, 1960.
  • De Rimbaud a Pasternak y Quasimodo: ensayos sobre las literaturas contemporáneas. Ciudad México: Fondo de Cultura Económica, Tezontle, 1960.
  • Panorama histórico de la literatura cubana. La Habana: Ediciones Mirador, 1963.
  • Breve historia del modernismo. Ciudad México: Fondo de Cultura Económica, 1964.
  • Episodios dominicanos (novelas), Sociedad Dominicana de Bibliófilos, 1981.
  • Obras y Apuntes, 28 tomos, Ediciones de la Secretaría de Estado de Cultura, Santo Domingo, 2008.
  • Mi padre. Perfil Biográfico de Francisco Henríquez y Carvajal. Santo Domingo: Feria del Libro, 1988.
  • Mi padre. Perfil Biográfico de Francisco Henríquez y Carvajal. Edición corregida y aumentada. Santo Domingo: Ediciones Cielonaranja, 2011.

Artículo escrito por el Doctorando Josep Francesc Sanmartín Cava, en colaboración con los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.


Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *