• 01 55 5661 4987
  • 01 55 5661 1787
  • centrolombardo.edu@gmail.com
  • Lun - Vie: 9:00 - 18:00
Menú

90 Cumpleaños de la Directora Marcela Lombardo Otero

90 Cumpleaños de Marcela Lombardo Otero.
Directora General del Centro De Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Marcela Lombardo Otero con su padre Vicente Lombardo Toledano, en París en 1945, con motivo de la fundación de la Federación Sindical Mundial.
Marcela Lombardo Otero con su padre Vicente Lombardo Toledano, en París en 1945, con motivo de la fundación de la Federación Sindical Mundial.

Marcela Lombardo Otero, nació en la Ciudad de México el 20 de marzo de 1926. En la ruta de su vida, ha contado con una singular circunstancia, positiva y favorable pero también signo de una responsabilidad: ser hija de Vicente Lombardo Toledano.

Esa circunstancia le ha significado poseer características especiales, determinadas por un ambiente de alta cultura, de respeto y de un ejemplo entrañable y permanente, que le permitió darle a su vida una dirección rectilínea en su devenir y, al mismo tiempo, un sitio elevado para avizorar el mundo de las luchas sociales, con sus contradicciones, sus altibajos, sus manifestaciones y sus perspectivas. Así ha formado sus convicciones y los lineamientos de una militancia conscientemente orientada, activa e insobornable.

Estudió en la Escuela Nacional de Maestros en la cual se tituló como maestra de enseñanza primaria y posteriormente estudió en la Escuela Nacional de Economía de la UNAM.

Desde la creación del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano y siendo sus finalidades del rango educativo y cultural, primero como miembro del Consejo Directivo, más tarde como Directora del mismo, así como del Proyecto: Obra Histórico-Cronológica y Obra Temática del Dr. VLT, le ha dado una proyección de dimensiones nacionales e internacionales.

En México ha recibido distinciones otorgadas por Universidades, e instituciones de Educación Superior, Culturales y Gubernamentales así como en el extranjero, destacan:

Colegio Nacional de Economistas, A.C. 1991.

Grado de Doctor Honoris Causa.
Otorgado por la Universidad “Simón Bolívar”, Barranquilla
República de Colombia. 1992

Miembro Honorario de la Sociedad Bolivariana del Atlántico, A.C. 1992

Condecoración “Orden de la Amistad” otorgada por el
Gobierno de la República Socialista de Viet Nam.1995.

“Orden Académica Simón Bolívar”
otorgada por la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla
Colombia, 7 de marzo de 1997.

Integrante del Consejo Consultivo de la Coordinación Nacional de Comisiones y Representantes Juaristas para los Festejos del Bicentenario del Natalicio de Don Benito Juárez García.

Actividades académicas y políticas:

  • Auxiliar de  Vicente  Lombardo  Toledano  en  la Fundación  de  la Federación Sindical Mundial. París. 1945.
  • Auxiliar  de  Vicente  Lombardo Toledano en la visita que hizo  a  la República Socialista de Yugoslavia,  a invitación del mariscal Josip Bros Tito. 1947.
  • Auxiliar  de  Vicente Lombardo Toledano en la visita que hizo  a  la República Popular de Bulgaria a invitación de Georgi Dimitrov. 1947.
  • Auxiliar  de Vicente Lombardo Toledano en la Reunión del Secretariado de la Federación Sindical Mundial, Pekín, China. 1960.
  • I Congreso Latinoamericano sobre el Pensamiento Antiimperialista,
    Managua, Nicaragua. Febrero 18-20 de 1985.
  • Decenio de la Mujer. ONU.
    “La Mujer en la Lucha por la Paz” Nairobi, Kenia. junio 23-27 de 1985.
  • Congreso de Intelectuales por el Futuro Pacífico del Mundo.
    Varsovia, Polonia. Enero 16-19 de 1986.
  • II Congreso de la Unión de Científicos sobre Problemas de la Paz y la Prevención de la Guerra Nuclear. Academia de Ciencias de la URSS. Moscú, URSS. Mayo 27-29 de 1986.
  • Conferencia Científica Internacional “El Gran Octubre y la Actualidad”, Instituto de Marxismo Leninismo, Moscú, URSS. 1987.
  • Segunda Conferencia Nacional de la Mujer Saharaui. República Democrática Popular Saharaui. 1990.
  • La validez de las ideas de Ho Chi Min en la presente era. Conferencia organizada por la UNESCO y la Academia de Ciencias Sociales de Viet Nam en el Centenario de Ho Chi Min en Hanoi, República Socialista de Viet Nam. 1990.
  • Intervención y recepción del Doctorado Post-Mortem a VLT, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México. 1994.
  • Co-organizadora, fundadora y dirigente del Movimiento de la Juventud Popular. 1948.
  • Fundadora del Partido Popular en 1948, más tarde Partido Popular Socialista.
  • Organizadora y responsable de Ediciones y de la Librería del Partido Popular.
  • Como dirigente juvenil, fue parte del equipo de trabajo en la comitiva de Vicente Lombardo Toledano en su Campaña Presidencial de 1952.
  • Miembro del Comité Central del Partido Popular Socialista.
  • Miembro de la Dirección Nacional del Comité Central del Partido Popular Socialista. 1993-1994.

Proyección Parlamentaria

Su ruta hacia los cargos de representación popular se inició con las varias ocasiones en que fue postulada para puestos de elección popular, sacando siempre la más alta votación entre sus compañeros postulados en el Distrito Federal.

Fue elegida como Diputada Federal en la L Legislatura (1976-79) en cuya tribuna realizó valiosas intervenciones.

Fue electa, por mayoría, Diputada Federal para la LIV Legislatura (1988-1991) en la que destacó por sus intervenciones en la tribuna.

Destaca por su importancia y por su repercusión nacional, y por haber sido un ejemplo de valor civil en las lides políticas, aquella que, a nombre del Frente Nacional Democrático presentó, en la tribuna del Congreso el 1 de diciembre de 1988, la denuncia del fraude electoral del año de 1988, que llevó a la Presidencia de la República al licenciado Carlos Salinas de Gortari.

La trayectoria política de Marcela Lombardo Otero, después de haber transcurrido con la línea estratégica y táctica creada y dirigida por VLT, con los objetivos y las finalidades de las luchas revolucionarias y con la perspectiva histórica de la Revolución Mexicana, llega a su máxima expresión y significación que tuvo, y tiene aún, el lanzamiento de su candidatura a la Presidencia de la República en el proceso electoral de 1994, por el partido que creó, fundó y dirigió VLT, el Partido Popular Socialista.

Su realización

Familia
Marcela Lombardo Otero, siendo candidata a la Presidencia de la República en 1994, con sus siete nietos. De izquierda a derecha: Pablo, Rodrigo, Daniela, Natalia, Marcela, Emilio y Diego.

El conjunto de sus valores y de sus concepciones tanto familiares, educativas y culturales como sus convicciones sociales, políticas e ideológicas, así como su preparación profesional, su capacidad intelectual con su expresión ética y estética, actuando en la dirección de las grandes luchas de otras destacadas mujeres, han logrado que al dar impulso a sus objetivos revolucionarios y al fijar y señalar la trayectoria y la perspectiva de sus más caros anhelos, ella misma ha llegado a su plena realización como mujer, como mujer de su tiempo y de su patria.

VICENTE LOMBARDO TOLEDANO (16 de julio 1894 -16 de noviembre 1968)

Vicente Lombardo Toledano
(16 de julio 1894-16 de noviembre 1968)

Por Marcela Lombardo Otero

Rendir homenaje a Vicente Lombardo Toledano significa para los mexicanos patriotas, sobre todo aquellos que conocen las luchas de nuestro pueblo por su emancipación como país soberano, que la figura de este ilustre mexicano fue una de las más grandes que produjo el siglo veinte.

Los mexicanos patriotas sabemos también que este mexicano, gigante del pensamiento universal, fue un hombre con un profundo conocimiento filosófico del mundo y la vida, que puso su existencia al servicio de los humildes, de los explotados, de quienes todo lo producen y poco o nada poseen, de los trabajadores mexicanos y de nuestros hermanos latinoamericanos, de los obreros de Europa y del resto del mundo. Que su actuar fue de constante lucha y trabajo por mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo, por la libertad y la justicia, por la cultura para todos los mexicanos y por la consolidación de la democracia.

Así lo entendió su patria y lo escogió como uno de sus guías entre los mejores de sus hijos, porque fue un hombre excepcional cuyo ejemplo perdurará para siempre.

Vicente Lombardo ToledanoVicente Lombardo Toledano fue un hombre incansable, estudioso de todos y cada uno de los problemas sociales de su tiempo, dirigente sindical y político, periodista y educador, parlamentario brillante y aguerrido, combatiente antifascista y antiimperialista, así como permanente luchador por el desarme, la coexistencia y la paz. Fue el constructor de la unidad obrera de nuestra patria y un defensor, como pocos, de la unidad de los trabajadores a escala mundial. Fue un hombre optimista por convicción, pues tenía profunda confianza en el poder creador de los pueblos, en la posibilidad de desarrollar las fuerzas productivas de la sociedad en beneficio de la humanidad en su conjunto.

Fue un orador admirable; tenía, como muy pocos, la elocuencia de la palabra, la cual exaltaba fervorosamente en favor de las causas justas, que expresaba siempre llena de pasión y con la claridad del agua cristalina que brota de los manantiales, inculcando confianza y esperanza, señalando el camino para sacar de la angustia a quienes querían saber, pero tenían cerradas las puertas del conocimiento.

Fue un hombre de ciencia, un intelectual en el sentido más profundo del término, porque para él la ciencia, como cualquier otra manifestación de la cultura, era fuerza motriz de la historia, que debía orientarse para ayudar a los seres humanos a disfrutar de la vida, de esta vida terrenal, que es la única que existe. Era un hombre convencido que la batalla esencial de nuestra época es la batalla de las ideas, pues son éstas las que expresan las razones profundas de los antagonismos entre las sociedades humanas y, tratándose de sus diversas expresiones, decía que en las contradicciones que ocurren en el seno de la sociedad, las ideas se proyectan en ella de modo indirecto y complejo, por lo que necesitan presentarse en los vínculos que tienen con la raíz de donde surgieron. Así, sostenía, las ideas se sitúan dentro del tiempo y el espacio al que pertenecen, educan por cuanto se conocen sus causas y sus objetivos, y ayudan a liquidar la creencia falsa de que éstas valen por sí mismas fuera de la realidad que las produce.

Vicente Lombardo Toledano era un humanista, un pensador que ahondó en la cultura universal, que poseía una visión del mundo basada en la filosofía y en la ciencia. Su cultura enciclopédica, su lógica mental y su vocación por orientar a las nuevas generaciones hizo que se ganara el nombre de Maestro. Los obreros lo llamaban compañero, pero para el pueblo mexicano él era y seguirá siendo el Maestro Lombardo.

Fue un hombre que disfrutaba trabajar, que combinaba su tiempo para realizar sus actividades políticas con su pasión por la lectura. Desayunaba leyendo los periódicos diarios, tomando nota de las noticias interesantes y, si no salía de casa, se sentaba por largas horas en su mesa de trabajo a leer y escribir. La gran mayoría de los libros de su biblioteca, de alrededor de treinta mil títulos, tienen anotaciones y comentarios al margen.

Fue un hombre que siempre vivió rodeado de estudiantes, de intelectuales y artistas con quienes discutía los asuntos relevantes del mundo y la vida, pero también mantenía el trato constante con dirigentes obreros y campesinos, quienes venían a consultarle sus problemas y a solicitar su orientación, así como dirigentes políticos tanto de México como de otros países. Esta pasión suya de educar explica su actitud generosa con todos y su placer por encontrar, a través del diálogo, respuestas a todas las preguntas. Se podría decir que era como Sócrates, el filósofo griego, siempre dispuesto a combatir a los sofistas de su tiempo, porque despertó en sus amigos y discípulos el amor a la verdad, a la verdad expresada en todas sus formas.

Vicente Lombardo Toledano con sus nueve nietos. Atrás, Raúl Gutiérrez Lombardo, Vicente Silva Lombardo, Vicente Lombardo Toledano, Adriana Silva y Rosa María Soto Lombardo; en medio, Federico Silva Lombardo, Vicente Gutiérrez Lombardo, Rodrigo Gutiérrez Lombardo, Iliana Soto Lombardo; delante, Marcela Gutiérrez Lombardo.
Vicente Lombardo Toledano con sus nueve nietos. Atrás, Raúl Gutiérrez Lombardo, Vicente Silva Lombardo, Vicente Lombardo Toledano, Adriana Silva y Rosa María Soto Lombardo; en medio, Federico Silva Lombardo, Vicente Gutiérrez Lombardo, Rodrigo Gutiérrez Lombardo, Iliana Soto Lombardo; delante, Marcela Gutiérrez Lombardo.

Vicente Lombardo Toledano fue también un hombre de familia, la cual construyó con su esposa y compañera de prácticamente toda la vida, Rosa María Otero y Gama, quien era una mujer inteligente, sensible y culta, formando una pareja entrañable, así como con sus hijas y sus nietos que tuvimos el privilegio de vivir a su lado, quienes siempre tenemos presente el recuerdo de su tierna paciencia y cariño y su empeño por hacernos valorar la vida y las luces del conocimiento para utilizarlas en beneficio propio y para contribuir a la defensa y engrandecimiento de nuestra patria.

Fue más que un profesor de filosofía, es decir, fue un verdadero filósofo, un gran pensador y un militante político profundamente antidogmático. Poseedor de la filosofía materialista y del método dialéctico, decía convencido que los dogmas de todo signo y su fruto, el fanatismo, o su expresión menor, los esquemas, son frenos para el desarrollo histórico y riesgosas caricaturas de la realidad. Para los dogmáticos, apuntaba, un antidogmático, como él, es siempre un oportunista, porque para estos y para los ignorantes parece dar la impresión de acomodarse, sin reflexión, a los cambios que se operan en el seno de la sociedad. Sin embargo, no solo es pobre, si no se transforma hora por hora, minuto por minuto, aun cuando los cambios no se perciban sino cuando su acumulación produce un salto brusco.

Los hombres como Vicente Lombardo Toledano, no cabe duda, hacen la historia, pero la historia hace, a su vez, a los hombres como él, porque la relación entre la vida y los seres humanos es, siempre, relación recíproca, acción de la vida sobre los seres humanos y de los seres humanos sobre la vida.

Vicente Lombardo Toledano fue lo que fue porque en él se dieron dos condiciones excepcionales: conocimiento y “doctrina lúcida, bien adquirida, bien defendida, bien promulgada, bien expresada; y realización del pensamiento en la acción cotidiana, la vida entera entregada a una causa suprema que siempre es causa impersonal e histórica”.

Lombardo Toledano y Lázaro Cárdenas
Lombardo Toledano y Lázaro Cárdenas

Vicente Lombardo Toledano fue eso, un hombre de acción que vivió victoriosamente de acuerdo con sus ideales, que llegó como muy pocos –para nuestra desgracia en estos tiempos de incapacidad, cinismo y mentira- a la cumbre de la serenidad, que equivale a decir a la cima del dominio de la esencia de los problemas y, por tanto, a la intransigencia con los principios, al mismo tiempo que la fluidez del trato con sus semejantes, a quienes amó con el humanismo que siempre descubre el que indaga en los sufrimientos y en las demandas de los que padecen, a los que sirvió con tesón apasionado.

Por ello, aun sus adversarios políticos lo respetaban y si tuvo algún enemigo, este fue solo el resentimiento de los ignorantes que lo denostaban con la furia primitiva de los traidores, porque cuando la grandeza de un hombre es tal oscurece siempre a los pequeños.

En este lugar donde yacen sus restos mortales junto a los de otros grandes hombres y mujeres ilustres del a historia de México, quiero con estas palabras, plenas de emoción, rendir homenaje a este HOMBRE con mayúsculas, que vivirá a través de los años como fuente de saber para las nuevas generaciones y para los mexicanos de hoy que tienen interés, como él insistía, en trabajar unidos por una causa superior. El difícil momento que vive nuestra patria necesita, más que nunca, del concurso de todos sus hijos, de la participación entusiasta y firme de todas las fuerzas democráticas y nacionalistas del país, porque “solo con esa participación –decía Vicente Lombardo Toledano- de los elementos más representativos de las fuerzas patrióticas y avanzadas, se puede gobernar sin riesgos y sin dificultades”.

EL IIS, 85 AÑOS DE PLURALIDAD, INNOVACIÓN Y COMPROMISO

El IIS, 85 Años de Pluralidad, Innovación y Compromiso

Ceremonia inaugural de los festejos por el aniversario del Instituto de Investigaciones Sociales

Laura Romero, 28 de mayo de 2015
Gaceta Digital UNAM

Manuel Perló CohenEn 1930, a iniciativa de Ignacio García Téllez, entonces rector de la Universidad, nació el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS). Primer organismo de esta naturaleza en México y América Latina, encargada de estudiar científicamente los asuntos y problemas sociales del país. Hoy, celebra 85 años de pluralidad, innovación y compromiso con la investigación.

“Es nuestro deseo poder entender, explicar y contribuir a la solución de los grandes problemas nacionales”, se estableció en el acta fundacional hace ocho décadas y media.

El escenario de su creación fue el Paraninfo de la Universidad, donde el entonces rector planteó el compromiso de que el Instituto se internara en el complejo iris de la vida real, propusiera fórmulas y las convirtiera en principios sociales de esta casa de estudios para transformarlas en reformas nacionales.

Como presidente fue designado el propio rector, y sus primeros directores fueron Alfonso Caso, Luis Chico Goerne, Narciso Bassols y Vicente Lombardo Toledano. En el periodo 1930-1938, Miguel Othón de Mendizábal se desempeñó como secretario del mismo, y el trabajo de indagación que se realizó fue producto de su empeño y dedicación.

En 1938, en el rectorado de Gustavo Baz, asumió la dirección de Investigaciones Sociales Manuel Gamio, quien planteó el análisis gradual de las necesidades y aspiraciones de la población. Cada uno de sus fundadores fueron actores protagónicos de la vida nacional y creadores de instituciones fundamentales de la vida de México.

También estuvieron al frente Lucio Mendietay Núñez, Pablo González Casanova, Raúl Benitez Zenteno, Julio Labastida Martin del Campo, Carlos Martinez Assad, Ricardo Pozas Horcasitas, René Millán Valenzuela y (primera mujer en el cargo) Rosalba Casas Guerrero.

En el Instituto, donde se elaboró la primera carta etnográfica de la República Mexicana y el primer censo nacional universitario, se creó en 1939 la Revista Mexicana de Sociología, que ha tenido como propósito fundamental ser un espacio para exponer trabajos de investigación que describan el pulso social de México, América Latina y el mundo.

En sus distintas etapas de vida, ha ocupado varios edificios: el número 92 de la calle República de Cuba, Justo Sierra 16, Licenciado Verdad 3, la Torre I de Humanidades en la Facultad de Filosofía y Letras, la Torre II de Humanidades, y finalmente, en 1996, su propia sede, ubicada en la Ciudad de las Humanidades. Hoy, se integra por 88 investigadores, 26 técnicos académicos y 122 trabajadores administrativos.

En la ceremonia en la que Iniciaron los festejos por el octogésimo quinto aniversario del Instituto, encabezada por el rector José Narro Robles, su director. Manuel Perló Cohen, recordó que esa instancia se fundó el 11 de abril de 1930.

Fue la primera entidad universitaria creada a raíz de la autonomía, y centro precursor de las ciencias sociales en la nación. “Desde entonces, se ha ganado un lugar destacado en la vida de la UNAM y, sin duda, en el panorama intelectual y académico de México y el mundo. Somos una institución de excelencia que ha dejado huella en las ciencias sociales del país y de América Latina”.

Estela Morales, Pablo González Casanova, el titular del US y el rector José Narro. Fotos: Juan Antonio López y Víctor Hugo Sánchez.

Perló Cohen anunció que en los próximos meses habrá conferencias, mesas redondas y debates en los que se recordará el pasado, se analizará el quehacer actual y se explorará el futuro.

Estela Morales, Pablo González Casanova, el titular del US y el rector José Narro. Fotos: Juan Antonio López y Víctor Hugo Sánchez.
Estela Morales, Pablo González Casanova, el titular del US y el rector José Narro. Fotos: Juan Antonio López y Víctor Hugo Sánchez.

La reconstrucción de la historia “permite acercarnos a la formidable labor que los investigadores han realizado a lo largo de muchos años. Por décadas, la comunidad académica ha cumplido ejemplarmente con las tres funciones fundamentales que postula nuestra Ley Orgánica: producir conocimiento, enseñar a nuevas generaciones y difundir la cultura”.

Así, muchos de los valores que movieron a los creadores de Investigaciones Sociales y a sus artífices se mantienen vivos: pluralidad, innovación, excelencia, compromiso con el estudio y la solución de los problemas nacionales. Los métodos pueden cambiar, pero muchos de los ideales y valores están vigentes y deben preservarse, señaló.

También, consideró que la tarea de construir el futuro del Instituto debe ser una labor permanente, en la que se Involucre toda su comunidad.

A su vez, Narro Robles dijo que el IIS ha dado a la Universidad numerosos motivos de satisfacción y orgullo. En ocho décadas y media, el país y esta casa de estudios han cambiado, pero no sus principios esenciales.

En la actualidad, esos valores que dieron origen a la entidad y le han dado la posibilidad de hacer aportes fundamentales al pensamiento, a las ciencias sociales, a los métodos de análisis y estudio de la realidad social, se reflejan y permiten hoy aportar diagnósticos y soluciones a los problemas nacionales y más allá de nuestras fronteras.

Agradeció y felicitó a la comunidad “por lo que se ha logrado consolidar del pensamiento en materia de las ciencias sociales, a partir del trabajo y la reflexión que han hecho grandes investigadores y estudiosos”.

No es un Instituto que sólo se refugia en su historia y en el pasado, sino también uno que hoy produce conocimiento, saber, análisis de la realidad y propuestas. Aquí se debaten los problemas de México y el mundo; aquí se siguen haciendo aportes a las ciencias sociales y a las humanidades. Su porvenir se apunta como fuerte y extraordinario.

Asimismo, reconoció al ex rector, ex director del Instituto e investigador emérito, Pablo González Casanova, presente en la ceremonia, quien “ha dado variadas, múltiples muestras de cómo un universitario puede tener congruencia, la enorme honestidad que traduce la consistencia a lo largo de los años”.

Repaso histórico

El IIS, 85 años de pluralidad, innovación y compromiso _ gaceta Digital UNAM-33Previo a la ceremonia, se inauguró una exposición fotográfica que muestra el largo y fecundo trayecto del Instituto. Su propósito es informar y compartir las experiencias de la memoria histórica de esa comunidad académica, desde una visión cronológica de acontecimientos en la vida interna de la entidad y en el contexto nacional e internacional.

Por medio de pabellones se presentan imágenes y textos como una línea del tiempo que se desplaza de 1930 a la fecha, con énfasis en las distintas administraciones en el curso de la historia de la entidad. Además, se presentó un video de TVUNAM alusivo al aniversario, se develó la placa conmemorativa y se entregaron diplomas a personal académico con 10 y hasta 40 años de servicio.

Asistieron, Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades, miembros de la Junta de Gobierno, ex directores del IIS, directores de facultades, escuelas e institutos, investigadores eméritos y la comunidad de Investigaciones Sociales.

Otorgan a Fidel Castro distinción mexicana

Otorgan a Fidel Castro distinción mexicana

En masivo acto realizado en el patio central de la Universidad Michoacana San Miguel Hidalgo tuvo lugar la entrega de la distinción Vicente Lombardo Toledano otorgada al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.
El Secretario General del SUEUM, institución que concede la distinción, Eduardo Tena Flores, entregó la correspondiente medalla y el documento que la acredita al embajador de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez Barrera, quien la recibió a nombre del Comandante Fidel.
Hicieron uso de la palabra el rector Serra Condez y Eduardo Tena quienes elogiaron el “ejemplo, entrega y referente de Fidel para todos los ciudadanos del mundo y la firmeza y valentía del pueblo cubano que ha hecho posible una Cuba libre y auténtica”.
Rodríguez Barrera, reconoció la importancia y significación de la distinción otorgada, agradeció la misma a nombre de Fidel y se refirió a la obra y el legado de Lombardo Toledano y del líder histórico de la Revolución Cubana.
Con anterioridad a este evento el diplomático cubano fue recibido en el Congreso Local por la Junta de Coordinación Política, integrada por los jefes de bancadas partidistas y ofreció declaraciones a la prensa.
Vicente Lombardo Toledano fue un sindicalista, político y filósofo mexicano de tendencia marxista. Influyó significativamente en la historia de México y de América Latina pues fue uno de los ideólogos y partícipes de los sucesos políticos y sociales que trazaron el camino para la lucha por la emancipación de los pueblos de nuestro continente en la etapa constructiva de la Revolución Mexicana. (Cubaminrex).

Nota de prensa albergada en Radio Rebelde: http://www.radiorebelde.cu/noticia/otorgan-fidel-distincion-mexicana-20150526/

Enrique Ramírez y Ramírez

Lombardo, el hombre

En recuerdo del eminente político Enrique Ramírez y Ramírez, este Centro de Estudios publica un fragmento de la conferencia que dictó, en abril de 1980, de título “Lombardo Toledano en el movimiento obrero”.

LOMBARDO, EL HOMBRE 

Enrique Ramírez y Ramírez (1915 - 1980)
Enrique Ramírez y Ramírez (1915 – 1980)

Yo me siento con plena autoridad moral, para hablar de Lombardo Toledano, porque tuve el honor de vivir, trabajar y luchar muchos años cerca de él. Fui adversario suyo en ocasiones y otras, las más durante veinte años, fui su colaborador. Lo conocí de cuerpo entero. No lo deifiqué nunca, ni estoy dispuesto a deificarlo; lo conocía en su vida real; sé de su grandeza y también supe de su debilidad. Algunas veces se expresó él con palabras muy poco amables para mí y yo también lo hice en ocasiones, pero jamás, ni en los días de nuestro distanciamiento mayor, perdí de vista la estatura del hombre y su significación enorme para el movimiento obrero y para el desarrollo político.

Lombardo es uno de los grandes constructores del movimiento obrero mexicano. Lombardo, él en primer lugar, con la ayuda de muchos otros, elevó al movimiento obrero a un nivel ideológico, estratégico, táctico, doctrinario, teórico, moral y político, de lo cual no había ejemplo semejante en el pasado anterior de la CTM.

"... el punto de arranque del desarrollo contemporáneo de México"
Presidente Lázaro Cárdenas (1895 – 1970)

Fue también, por eso, un par de Lázaro Cárdenas; fue por eso un elemento importantísimo para la construcción del frente nacional revolucionario, para la estructuración del nuevo partido en el poder. Lombardo Toledano construyó un partido, el Partido Popular, pero por encima de esa militancia, siempre perteneció a un partido más amplio: el partido de la Revolución Mexicana y el partido de la revolución social del siglo veinte en el mundo entero.

Fue un militante honesto. Era un intelectual superior; no un ensayo de intelectual ni una simulación de doctor, era un auténtico doctor. Era un universitario, flor de la Universidad de México, de las mejores creaciones humanas de la Universidad. Y alcanzó y tuvo una virtud singular: saber unir su destino, él, que era un intelectual de los grupos de selección, de las minorías, de la élite intelectual, supo unir su destino profunda y definitivamente a la lucha de las masas trabajadoras.

Dice alguna autora de uno de estos libros de análisis apresurado y a veces poco bien intencionado del movimiento obrero, que Lombardo Toledano carecía de base sindical cuando participó en la formación de la CTM. ¡Que no tenía base sindical! Hacía más de cinco años que había sido miembro del comité central de la CROM; inició la organización sindical del magisterio; era uno de los líderes, el más notable, de la CGOCM, y no tenía base sindical… Si ha habido líderes en México, con respeto, con aprecio en la masa trabajadora, uno de los más distinguidos entre ellos fue Lombardo Toledano; era un apasionado de los principios y abrazó los principios del socialismo con sinceridad tajante, exhaustiva.

Ramírez y Lombardo
Vicente Lombardo Toledano y Enrique Ramírez y Ramírez

Se entregó para siempre a la causa en la que llegó a creer por experiencia, por instinto y también por deliberación intelectual profunda. Si se habla del socialismo en México, hay que hablar de Lombardo Toledano; su obra, su parte en la obra, está allí. Habrá un día en que los trabajadores de México, cuando se hayan despejado las brumas de la confusión en que los medios de comunicación en manos de los enemigos del progreso social quieren envolverlo, envolver a las masas trabajadoras y confundirlas, habrá un día en que todos los trabajadores de México y todos los hombres interesados en la transformación social del país, reconozcan en Lombardo Toledano a uno de los héroes del trabajo y de la cultura en México.

  • Imagen de Vicente Lombardo Toledano y Enrique Ramírez y Ramírez albergada en la página Macro Economía.
  • Imagen de Enrique Ramírez y Ramírez albergada en la página Siempre.

LA CIENCIA POLÍTICA Y EL ARTE DE LO POSIBLE. UN PERFIL DE VICENTE LOMBARDO TOLEDANO

LA CIENCIA POLÍTICA Y EL ARTE DE LO POSIBLE. UN PERFIL DE VICENTE LOMBARDO TOLEDANO

Por Marcela Lombardo Otero

En estas breves palabras de homenaje a Vicente Lombardo Toledano por el CXX aniversario de su natalicio, quiero hacer una reflexión acerca del porqué, en la actualidad, no hay políticos de su talla. Desde mi punto de vista, este problema tiene dos componentes.

VLT4El primero es objetivo: simplemente no los hay, y los que hay que merecerían ser considerados como buenos políticos, por desgracia, están marginados por los grupos de poder que controlan los partidos políticos.

El segundo es subjetivo: ya que, por la percepción negativa actual respecto de la llamada “clase política”, que está envuelta en la corrupción por el dinero, provoca en la opinión pública que desaparezcan los tonos del gris y se les juzgue en términos de blanco o negro. Y esta es una cuestión muy seria, porque no es verdad que todos los políticos sean iguales, aun los actuales.

Sin embargo, ¿por qué sigue habiendo intelectuales y dirigentes sociales que consideran que hombres como Vicente Lombardo Toledano fueron genios de la política y se lamentan por la falta que nos hacen personajes así en estos tiempos miserables?

Entonces, ¿se trata de una casualidad feliz, de un azar, que llevó a contar entre nosotros con alguien como Vicente Lombardo Toledano? No, por supuesto que no. Algo debió suceder que no se vislumbra hoy en absoluto. La necesidad se vuelve virtud, ya se sabe, pero el paso hacia adelante necesita de una mano que, en política, se traduce en conocimiento y talento. Lo dejó dicho Aristóteles: la ciencia de la polis es el arte de lo posible.

Pues bien, siendo así, ¿qué mal nos ha caído encima? Ninguno de los políticos en activo pasaría un examen ante un jurado popular capaz de darle el aprobado.

El diagnóstico es, pues, claro, pero, ¿tendremos que resignarnos a aceptar que quienes valen no se dediquen a la política? Algo se revuelve en la conciencia ante un fatalismo así, pero la generación de hombres como Vicente Lombardo Toledano no tiene por qué justificarse en términos de azar ni de accidente histórico.

X