• 01 55 5661 4987
  • 01 55 5661 1787
  • centrolombardo.edu@gmail.com
  • Lun - Vie: 9:00 - 18:00
Menú

¿Es justo que por un error administrativo se violen los Derechos Humanos, económicos, sociales y culturales de una institución educativa?

Raúl Gutiérrez Lombardo
Secretario Académico

Cuando la Secretaría de Educación Pública recibió la biblioteca particular que Vicente Lombardo Toledano donó a la Nación, el Gobierno de la República consideró conveniente establecer un organismo que administrara ese valioso acervo bibliohemerográfico, y que a la vez de enriquecerlo, auspiciara el estudio, la investigación y la difusión de las humanidades, en particular de la Filosofía.

El 19 de agosto de 1972, el Presidente de la República expidió el Decreto que creó el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, dependiente de la Secretaría de Educación Pública, con la finalidad, dice el texto del Decreto, “de fomentar el estudio y la investigación de las ciencias humanísticas y en particular de la Filosofía; mantener intercambio cultural con los organismos nacionales y extranjeros de la misma índole; y difundir por medio de conferencias y otras actividades, el conocimiento de las ciencias humanísticas y filosóficas, con estricta exclusión de todo interés y propósitos partidistas”. 

En el Decreto se precisa su patrimonio: la Biblioteca, el subsidio anual que por conducto de la Secretaría de Educación Pública le conceda el Gobierno Federal, las aportaciones de organismos públicos, privados y personas físicas, y los bienes destinados a su funcionamiento. En otro Decreto presidencial expedido el 21 de febrero de 1985 se le destina el inmueble que hasta hoy ocupa.

A lo largo de sus casi 45 años de existencia, el Centro de Estudios Filosóficos Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano ha cumplido con responsabilidad y empeño su encomienda, realizando numerosos proyectos y actividades en sus tres áreas principales de trabajo: investigación, difusión de la cultura científica y suministro de servicios bibliotecarios especializados. Los resultados logrados así lo avalan. 

Conforme al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU que dice que con arreglo a la Declaración Universal de Derechos Humanos no puede realizarse el ideal del ser humano libre, a menos que se creen condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos económicos, sociales y culturales, tanto como de sus derechos civiles y políticos, y cabe subrayar, derechos culturales que garantizan el derecho a participar y disfrutar de los beneficios de la cultura y la ciencia, pues se refieren a la búsqueda del conocimiento, la comprensión y la creatividad humana. Además, los derechos culturales son una parte importante de la armonía social y están estrechamente relacionados con los derechos a la educación y a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Asimismo, el Pacto Internacional de Derechos Económicos y Culturales contempla que las personas jurídicas o morales son titulares de derechos humanos fundamentales, en atención a la naturaleza de éstos o a los fines para los que fue creada la persona moral. En este caso, la creación del Centro de Estudios Filosóficos Políticos y sociales Vicente Lombardo Toledano como un organismo del Estado mexicano dependiente de la Secretaria de Educación Pública.

Y, respecto a los derechos económicos de las personas, el Artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que, “toda persona como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”.

En los últimos tres meses transcurridos del presente año, el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano no ha firmado el documento “Lineamientos Internos de Coordinación” con la Secretaria de Educación Pública donde se establece el recurso que le será otorgado para su operación, lo cual ha creado una situación que lo pone al borde del colapso. Los servidores públicos que trabajan para la institución no han recibido seis quincenas de sus salarios; la institución no ha podido afrontar el pago de cuotas al IMSS y gastos de funcionamiento; y se ha visto afectada en el cumplimiento de su misión como organismo de investigación, servicios bibliotecarios y difusión de la cultura científica.

¿Se trata de una violación a los derechos humanos de la institución y sus trabajadores?

Comentarios de apoyo: 202


Ernesto Maycotte

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Elizabeth Hernández

No hay razón para que la investigación y el análisis no encuentren cabida en es estos tiempos de “transformación”.

Avedis Aznavurian Apajian / Universidad Autónoma Metropolitana

En la historia del mundo y en la de México, cuantas veces se ha destruido lo que no se comprende. Estamos cerca de borrar la labor del centro de más de 50 años. En el campo de la evolución el centro ha sido un oasis donde hemos conocido a pensadores de muy alto nivel y que han dejado una estela imperecedera con su trato y su trabajo. México figura con sus investigadores en las corrientes más avanzadas del pensamiento evolucionista, no se puede perder todo ello por una decisión, tal vez justificada en otros campos, pero no en este que ha permitido el crecimiento y desarrollo de pensadores mexicanos y extranjeros jóvenes. Este es un llamado al gobierno federal que tiene una amplia base académica social, recapaciten no en el costo sino en las consecuencias de perder un legado que ha costado años para construirse. Avedis Aznavurian

Chiara Baldini / Università di Bologna ALMA MATER STUDIORUM

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Omar Isaí Márquez Portillo

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Mario Ramón Flores Cardoso / INAH

El Centro es una excelente institución de investigación del más alto nivel. Basta con leer algunas de las publicaciones para darse cuenta de la seriedad y vanguardia científica.
Arqueólogo de la DRPMZAH.

Juan Carlos Campos Varela / Instituto Nacional de Antropología e Historia

El legado de un personaje de izquierda como lo fue Vicente Lombardo Toledano, a través del centro de investigación que lleva su nombre, no debe verse empañada por recortes presupuestales. La investigación en ciencias sociales debe ser una prioridad del gobierno mexicano y un derecho del pueblo para recuperar su memoria histórica.

Aline Guevara Villegas / UNAM

El personal del Centro Lombardo Toledano ha permitido que académicos de distintas dependencias universitarias y de otras instituciones podamos trabajar en conjunto pensando problemas que aquejan a nuestras sociedades. Su capacidad de articulación es invaluable, justamente por su carácter independiente y transdisciplinar. Apoyo firmemente su continuidad en la vida cultural de nuestro país.

Juan Manuel Rodríguez Caso

La labor que realiza una institución como el Centro Lombardo no es menor, y es realmente necesaria como parte del precario desarrollo de las ciencias y las humanidades en México. El conjunto de servicios que brinda (su biblioteca, espacios para seminarios, publicaciones) es ampliamente reconocido por académicos tanto mexicanos como extranjeros. No debería ser una opción o un lujo tener este tipo de instituciones en pleno funcionamiento, es urgente que se normalice su situación, y con ello, se apoye realmente al desarrollo de las ciencias y las humanidades en el país.

Chantal Cramaussel Vallet / El Colegio de Michoacán

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Ernesto Maycotte

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Raul Cortes Guevara / UNAM-DERECHO, ENAH-ANTROPOLOGO

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano exhortando a la SEP la entrega del presupuesto digno a la institución para el desarrollo de las actividades, lo cual es fundamental para dicha institución para una difusión cultural.

Gerardo Diaz / ROSGER

El actual gobierno busca impulsar y promover la ignorancia. No lo permitamos.

Verónica Oikión Solano / El Colegio de Michoacán

El Gobierno de la República debe apoyar con recursos financieros al Centro Lombardo porque de no hacerlo será una verdadera tragedia nacional que se pierda el invaluable tesoro documental y bibliográfico que alberga, y que es parte de nuestra memoria histórica.

Patricia Frazzi (web)

Un centro de estudio e investigación debe ser conservado por el trabajo de las personas y para el crecimiento de un país.

Claudia Espejel Carbajal / El Colegio de Michoacán

Es muy lamentable que se pretenda extinguir una institución donde se realiza investigación interdisciplinaria de alto nivel, que presta servicios únicos para estudiantes e investigadores y que difunde el conocimiento mediante eventos académicos y publicaciones con alcance nacional e internacional. El país no puede darse el lujo de desperdiciar estos logros.

Nuno Tavares / Instituto Superior de Ciências da Administração – Lisboa – Portugal (web)

Desde Lisboa – Portugal, se ruega por el mantenimiento del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, por constituirse, como una institución de referencia que trasciende las fronteras físicas de México.
Entendemos, asimismo, como ético y justo que se repongan los sueldos de todos quienes, con extremada dedicación a pesar del prejuicio familiar a que están sometidos, laboran sin cesar para dignificar este Centro y servir la Ciencia.

Daniela Macías Herrera / ENAH

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Francisco Javier Bertaud Montiel / INAH

Las instituciones de investigación son necesarias en un pueblo que busca salir de la ignorancia.

Norma Ocaranza / Secretaría de las mujeres

Deseamos que las bibliotecas no mueran.
Desde Yucatán la apoyamos.
Gracias.
Sigan adelante.

Ramon Folch Gonzalez / Universidad Estatal de Arizona – ENAH

El Centro Lombardo Toledano es un espacio maravilloso que además de tener un archivo único en México, conserva un espacio patrimonial invaluable. La casa y el jardín y su acervo artístico no se deben de perder. Aquí yo pude consultar la Revista Futuro que se publicó en los años 30 y que me fue de gran ayuda en mi trabajo de titulación. El personal es extremadamente amable y comprometido. En sus cientos de publicaciones han dado espacio a muchos autores nuevos que han aportado mucho en todos los temas de la política e historia de México. ¡No podemos perder un espacio tan importante para la ciudad!

Marcelo Gutiérrez García

Quiero que el centro de investigación Lombardo Toledano sea protegido por el bien de nuestra gran patria mexicana, gracias.

Octavio Valadez Blanco / Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM

Conozco personalmente a varios integrantes del Centro Lombardo. Sobre todo a Eduardo Leon quien ha sido un fuerte promotor de una ciencia comprometida con la sociedad, en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Basta revisar la diversidad de publicaciones, coloquios, congresos y actividades que se han impulsado en dicho centro, para ver la importancia que ha tenido, en investigaciones sobre el impacto que tiene las ciencias de la vida en diversos temas sociales y de relevancia para nuestro tiempo. Por todo esto resulta lamentable e indignante que en el nuevo régimen obradorista pretendan extinguirlo y expulsar a sus trabajadores. De hecho llevan ya varios meses sin recibir su salario, y su situación es ya crítica. Mi solidaridad y apoyo con este movimiento, y que su resistencia abra debates necesarios sobre las prioridades educativas del nuevo régimen.

Oswalth Basurto Bravo / Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Apoyo a esta gran institución que siempre ha buscado la difusión de las discusiones de importantes temas de la filosofía de la biología. Urge que se permita el desarrollo de instituciones como ésta.

Vicente Dressino / Facultad de Ciencias Naturales y Museo – Universidad Nacional de La Plata – Argentina

A lo largo de sus 50 años de trayectoria el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano ha representado un espacio plural en el marco de la cultura científico-filosófica. Esto representa un antecedente poco frecuente en el pensamiento latinoamericano enmarcado actualmente en una línea monocroma con posturas alejadas de tolerancia y de la diversidad conceptual. Pienso que es necesario sostener este Centro para garantizar la permanencia de un espacio en donde confluyan distintas voces y opiniones que representen a los diversos campos de las actividades vinculadas con el conocimiento. Asimismo, hago un llamado como ciudadano latinoamericano para que se les pague los salarios correspondientes a los miembros del Centro que nada tienen que ver con las crisis económicas de un país. Expreso mi apoyo incondicional y fuerza para los trabajadores que están pasando por esta situación dolorosa.

Luis Alberto Rodríguez Martínez / Escuela Nacional de Antropología e Historia

Por este medio extiendo mi apoyo al Centro Lombardo. Soy pasante en la licenciatura en Antropología Física y desde mi campo de estudio puedo sin temor a equivocarme decir que ha sido fundamental en el crecimiento y desarrollo de investigación y teoría al ser puente y nodo articular de la interdisciplinariedad y la divulgación en ciencias sociales.
Hago extensivo mi apoyo a mantener el Centro Lombardo y exhorto a las autoridades de la Secretaria de Educación Pública (SEP) a facultar su capacidad para mantener y promover este indispensable lugar de estudio.

Miguel Ángel García Olivares

Espero que os permitan mantener el estupendo trabajo que realizáis en el Centro Lombardo.
Ánimo… y salud y saludos.

José Luis Díaz / Academia Mexicana de la Lengua / UNAM (web)

Ciudad de México a 16 de mayo del 2018
Lic. Esteban Moctezuma Barragán Secretario de Educación Pública Presente
Estimado Lic. Moctezuma Barragán:

Me he enterado que la Secretaría de Educación Pública está considerando descontinuar o reducir drásticamente el financiamiento al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano (CVL). Como investigador titular de la UNAM desde 1967 en el área de neurociencias y filosofía de la ciencia, he tenido una relación estrecha con este Centro y considero infausta la posibilidad de la desaparición del CVL por razones que le resumo a continuación. En los últimos lustros el CVL se ha convertido en un polo de reflexión, análisis y aportación en aspectos interdisciplinarios y de frontera en las ciencias biosociales y la filosofía de la ciencia en nuestro país. Por ejemplo, el CVL es un lugar obligado de referencia en el tema de las teorías evolutivas aplicadas a estas disciplinas. La revista Ludus Vitalis sobre filosofía de ciencias de la vida y ciencias cognitivas, es la más destacada publicación internacional en esta materia que se edita desde Iberoamérica por el CVL con artículos tanto en castellano como en inglés. La revista sale puntualmente con una edición cuidadosa y aportaciones destacadas e interesantes. Como parte del Comité Académico de esta revista puedo asegurarle que su desaparición sería una pérdida no sólo desafortunada sino irremediable, pues la revista no tiene pares ni sustitutos. Muchos investigadores del país en las áreas mencionadas y afines nos hemos beneficiado de los seminarios, las becas de estudiantes de grado, la bibliohemeroteca y las publicaciones del CVL. Una institución como el CVL es resultado de un esfuerzo prolongado y de un desarrollo suficiente para lograr una masa crítica necesaria no solo para el progreso de la investigación, sino para la formación de una escuela propia de pensamiento, un objetivó de gran dificultad y trascendencia en todo medio académico. Es muy difícil y tardado lograr una institución como el CVL. Es prioritario se continúe el apoyo a esta institución que ha ganado prestigio nacional e internacional como centro de análisis y reflexión en varias humanidades, ciencias sociales, ciencias cognitivas y filosofía de las ciencias biológicas. Solicito encarecidamente que continúen las valiosas labores de investigación, reflexión, información y análisis que realiza el Centro Lombardo.
Atentamente,

Dr. José Luis Díaz Gómez
Investigador titular C de tiempo completo, Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina, Facultad de Medicina y Profesor del posgrado de Filosofía de la Ciencia, UNAM Miembro numerario.

Dr. Víctor M. Solís Macías / Facultad de psicología, UNAM CU

A simple vista, pareciera pertinente la reducción presupuestal que se realiza en México. Por otra parte, el peor lugar para ejercerla es en el sector educación y —por extensión— hacerlo contra la vida cultural e intelectual de nuestro país, ya que éstas no son precisamente abundantes ni excesivamente fértiles. En vez de más recortes y reducciones, lo que necesita el país es un impulso firme y sostenido en el campo educativo y cultural. Examinando las causas de dichos recortes veríamos que, en parte, proceden de despilfarros y abusos despóticos de administraciones precedentes. Si bien a corto plazo los recortes pudieran hacer que se “sintieran bien” quienes los proponen, es fundamental considerar dónde y porqué hacerlos. México no es precisamente un líder mundial en ciencia o tecnología. La forma de abandonar la dependencia económica y dejar de pagarle a otros para que piensen por nosotros, es fomentando la educación y el desarrollo intelectual del país, no haciéndolo cada vez más víctima de la dependencia económica e intelectual.

María del Carmen García

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Melina Gastelum Vargas / UNAM

El Centro Lombardo ha sido un punto de convergencia de distintas disciplinas que ha llevado a relaciones académicas importantes para México en el ámbito de la biología, la cognición, la sociología y la psicología. Además, ha sido un centro que ha fortalecido las publicaciones y los lugares de discusión con seminarios y congresos, dando siempre resultados positivos y con mucho futuro por delante.
De verdad es una pena que no se apoye a un centro así, especialmente en una administración que busca la mejora del país en todos los niveles.

María Luisa Bacarlett Pérez / Universidad Autónoma del Estado de México

La reflexión y la investigación académica es una necesidad real y urgente en un país que busca desarrollarse económicamente y consolidarse democráticamente. Cerrar un espacio como éste significa cancelar investigaciones de calidad y renunciar a seguir fomentando la educación y la cultura como base de la mejora social y moral del país.

Andrés Luis Jaume Rodríguez / U. de las Islas Baleares

Sería una lástima y una pérdida intelectual y académica que dicho instituto, con una trayectoria reconocida institucionalmente, cerrara por falta de presupuesto.

Jesús Nácher Fernández

Al gobierno de México,

El Centro Lombardo creo que realiza una labor necesaria y de gran valor. No me parece una idea coherente con el espíritu de progreso del nuevo gobierno la extinción de este centro, que cumple una función fundamental.
Espero se recapacite, y se mantenga el centro.

Carlos Szymanski Chávez

No priven de recursos al Centro Lombardo Toledano. Por varias décadas ha sido un centro de saber y libre pensamiento. ¡Merecen recursos!

Pilar Alonso

La cultura se debe apoyar, es parte de la educación y de las bases de un pueblo que debe leer para poder decidir. No se pueden recortar recursos de todos lados solo para dar dinero a la gente. También es necesario invertirlo en su salud, educación, cultura y no solo en el beisbol.

Arantzazu Etxeberria Agiriano / Universidad del País Vasco

Quiero apoyar esta petición porque el trabajo de este centro es admirable.

María Ausencia Pradal Roa

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Juan Ramón Álvarez Bautista / Universidad de León (España)

El centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano es una Institución de Prestigio Internacional que honra al estado de México y del que se han beneficiado los medios Académicos y Culturales de todos los países de su misma lengua y también de otras diferentes. Ha hecho publicaciones de gran calidad que, sin su apoyo, no habrían sido publicadas y que son de gran valor intelectual. Catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia (hoy jubilado, pero activo como Colaborador del Instituto de Humanismo y Tradición Clásica de mi Universidad, que dedica buena parte de su actividad a los países y cultura latinoamericanas), solicito que se continúe subvencionando con suficiencia a esta institución que es un orgullo para México. Lo contrario sería un perjuicio excesivo para ese gran país.

Vicente Alba Zaragoza

Deseo que el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, siga desarrollando la magnífica y necesaria labor de aportar conocimiento a la sociedad. Entendiendo que gracias a su labor, se contribuye notablemente en fomentar una sociedad más crítica y co-responsabilizada en construirse a sí misma, en despertar esa conciencia comunitaria que permite una evolución social hacia un mundo más respetuoso y solidario. Pues el conocimiento nos saca de la ignorancia, y por tanto de la vulnerabilidad de ser manipulados y enfrentados. Y en consecuencia, toda fuente de aporte de dicho conocimiento, debe tratarse como un tesoro de incalculable valor de riqueza social presente y futura.

Y por tanto, solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Adriana Marcela Montiel Pradal / Universidad Veracruzana/Universidad Autónoma de Sinaloa

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Juan Carlos Riveros / UAEM

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

René J. Campis C. / Universidad del Atlántico

Desde cualquier punto de vista resultaría una pérdida irreparable para la comunidad académica en general y para México en particular si llegara a cerrarse el Vicente Lombardo Toledano. La financiación robusta de instituciones como este centro no representan un gasto, sino una inversión que será siempre redituable, tanto financiera como socialmente.
Muchos académicos de Latinoamérica le debemos al CEFPSVLT el haber podido tener conocimiento de contribuciones a las discusiones actuales en lengua castellana en temas como la filosofía de la biología -por mencionar un único ejemplo-, tarea más que encomiable.
México no debería darse el lujo de prescindir de la existencia y actividad académica del Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano. Por el contrario; debería asegurarse su funcionamiento con suficientes condiciones materiales como para que el funcionamiento con recursos deficitarios jamás vuelva a sus puertas.

Enrique Francisco Soto Astorga / C3 UNAM

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Ramón Ortega Lozano / Universidad Antonio de Nebrija (web)

Conozco el Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano gracias a su prestigiosa revista Ludus Vitalis. Esta publicación sobre filosofía de las ciencias de la vida tiene una calidad creciente que no puede soslayarse. Es de gran interés para la comunidad científica mexicana brindar el apoyo a centros que promueven la investigación y la educación, en especial cuando han demostrado contar con publicaciones como Ludus Vitalis; una revista de interés internacional. No sólo es fundamental mantener el apoyo presupuestario, sino que debería aumentarse para poder catapultar a este Centro y poder cubrir las exigencias que demanda el nivel científico de las grandes potencias.

Atentamente
Ramón

Raúl Gómez Toledo / UNAM/ UAM-I

Autoridades de la Secretaría de Educación Pública:

En un país donde existe un rezago educativo y en donde la investigación científica es limitada, hay instituciones que se han caracterizado por ser un espacio de vanguardia aun frente a las circunstancias adversas por la falta de interés en áreas científicas por parte de administraciones anteriores. El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, es una de esas instituciones que se caracterizan por el compromiso existente por partes de sus investigadores.
Comparto los valores de esta nueva administración y apelando a ellos, considero que se está frente a una gran oportunidad para generar un cambio en el sistema de investigación científica de nuestro país, preservando y apoyando la actividad científica de vanguardia, en concreto, la del Centro Lombardo y de quienes conforman dicha institución, no sólo para beneficio de la actividad científica de nuestro país, sino para que la ciencia sea un beneficio real para todos.

Roberto Emmanuel Munguía Jiménez / Facultad de Ciencias

De forma personal y profesional, rechazo totalmente la desaparición del Centro Lombardo, ya que en él se encuentran una riqueza cultural e intelectual, donde estudios humanísticos y científicos se complementan para forjar una visión interdisciplinaria y valiosa, que la SEP y el actual gobierno en curso, debería valorar y tebrr en cuenta más.
No sólo apelo entonces a la no extinción, si no que además se tendrían que destinar mayores recursos y complementar una mejor planeación de conjunto, para ser coherentes con un discurso que lejos de funcionar, ha abandonado a algunos recintos culturales y de libre pensamiento como lo es éste.

Pablo Gutierrez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Rafael Monterde Ferrando / Universidad Católica de Valencia

Lamento muchísimo la situación injusta que están padeciendo los trabajadores de este Centro. Como colaborador en investigaciones realizadas por esta institución, puedo asegurar el afán de servicio que se respira para convertir la investigación científica en algo cercano a la sociedad y su progreso en la justicia. Espero que el Centro Lombardo subsista y se mantenga el excelente trabajo que realizan sus miembros.

René Alejandro Aguilar López

Habiendo realizado mi servicio social en el Centro, y conocer personalmente a algunos de sus renombrados investigadores, solicito que no se retire el presupuesto para tan importante institución de investigación y difusión de la cultura. Sería una aberración que un gobierno que promete una 4ta. Transformación cometa un atentado contra la educación y la investigación.

Dr. René Alejandro Aguilar López.

Víctor Hugo Valdovinos Pérez / Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro INAH San Luis Potosí

El Centro Lombardo, nombre corto con el cual muchos conocemos a esta importante institución, aloja a un grupo de investigadores de gran trayectoria nacional e internacional en distintos ámbitos de las Ciencias Sociales y las Humanidades. El trabajo constante no solo de los investigadores, sino de todo el personal que labora ahí, han colocado al Centro Lombardo como un referente obligado en los estudios filosóficos, históricos, antropológicos, políticos y sociales en México. Muchos años más de vida a esta gran institución y al personal que en ella labora.

Juan Alberto Bastard Rico / Facultad de Filosofía y Letra, Universidad Nacional Autónoma de México

La labor de investigación y difusión del Centro Lombardo es fundamental para el país. Muestra de ello es su revista Ludus Vitalis que, debido a la gran calidad de sus artículos, tiene prestigio internacional. Personalmente puedo decir que varios de los trabajos allí publicados me son de gran ayuda para mis propias investigaciones. Por ello creo que es sumamente importante apoyar al Centro Lombardo para que su valiosa labor pueda continuar.

Martín Bonfil Olivera / Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM (web)

Es una vergüenza que por una mal entendida austeridad se deje de apoyar a valiosos centros de investigación y difusión de la cultura como este.

Anel Gutiérrez González / BUAP

No pueden solo empezar a desaparecer aquello que no conocen, la filosofía así como la física y la ingeniería también requiere y merece espacios.

Pascual Francisco Martinez-Freire / Universidad de Malaga (España) (web)

Resulta dificil asumir que, en tiempos de deterioro intelectual, se agrave la situacion poniendo trabas o incluso suprimiendo un organismo de actividad intelectual intensa como el Centro Lombardo Toledano.
Confiamos muchos en que la situacion quede resuelta prontamente.

Alma Citlalli Ramírez Beltrán / ENAH

Nuestro país tiene una urgente necesidad de educación en todas las partes del país y bajo todas las corrientes ideológicas. Es indispensable contar con personal capacitado en el área de humanidades; con una remuneración digna para el personal que ahí labora. Por todo lo anterior es indispensable el apoyo al Centro de Estudios Filosóficos y Políticos sociales Vicente Lombardo Toledano.

Alma Vega Barbosa / Estudiante de Doctorado en Filosofía de la Ciencia UNAM

Amigos de la SEP,
El Centro Lombardo (CEFPSVLT) es una institución que impulsa una amplia diversidad de estudios interdisciplinarios de excelencia en México y que tienen eco a nivel internacional, es un espacio de conocimiento y divulgación imprescindible en estos momentos. Por favor visítenlo en persona para que conozcan su historia, su equipo de trabajo y su valiosa labor.
No permitan que desaparezca.

José Manuel Lozoya Pacheco

Espero que el gobierno federal sea consciente de la importancia de apoyar a un centro de investigación de excelencia como el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano. Su trabajo realizado en cuanto a la difusión y promoción del conocimiento es de gran valor para la sociedad.

Eliecer Alejo

Cada espacio dedicado a la investigación y a la difusión del conocimiento, debe ser apoyado y salvaguardado. Es de suma importancia su trabajo y su existencia misma.

Isabel Bueno Bravo / Facultad Artes Liberales, Universidad de Varsovia (web)

Estimados colegas y amigos,
La existencia del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano (CEFPSVLT) se ve amenazada, otro año más, por falta de financiación. La actividad del Centro ha cubierto de forma holística los aspectos fundamentales que, desde antiguo, han intrigado y conformado al ser humano, ofreciendo estudios de Filosofía, de Ciencias Sociales -en todas sus vertientes- y Ciencias Cognitivas. Materias impartidas por los académicos más prestigiosos del ramo a nivel internacional, que han reconocido la importante labor divulgativa y filantrópica que el Centro desempeña desde su fundación, cubriendo un hueco importante en la oferta académica de Ciudad de México. Además de su labor docente, el Centro fomenta la publicación de revistas tan señeras, a nivel mundial, como Ludus Vitalis y libros que abarcan diferentes líneas editoriales. Tampoco podemos olvidar su magnífica biblioteca, de acceso libre, con un acervo muy especializado, así como el drama humano que implica el despido de sus empleados.

Angela Serrano Sarmiento / Universidad de Católica de Valencia

Estimados Señores, El Centro de Estudios Sociales y Políticos Lombardo Toledano, es una Institución de referencia internacional y un patrimonio de la cultura e historia mexicana para todo el mundo, así lo hemos vivido quienes hemos asistido a sus muchos actos en México y otros países. Su cierre supone un atentado contra la propia historia mexicana.

Andrea Acle-Kreysing / Universidad de Leipzig (Alemania)

El Centro Lombardo es, en mi experiencia de historiadora, uno de los poquísimos lugares (a nivel internacional) en que la ayuda al invesitgador se presta de manera excepcionalmente generosa y desinteresada. Ojalá siga así, garantizando también una lectura plural de la historia de la izquierda mexicana. Apoyo completamente esta petición.

Gerardo Rojas

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

José Sanmartín Esplugues, María Gloria Cava Lázaro / Universidad de Valencia/UCV, UCV San Vicente Mártir

Conocemos la labor del Centro Lombardo desde principios de los 80. Siempre nos ha llamado la atención la vocación de servicio de quienes, desde un principio, tenían como tarea la recopilación, análisis, selección y publicación de la ingente obra de Vicente Lombardo Toledano.
Además, como Lombardo hubiera deseado, desde el propio Centro que lleva su nombre se han realizado asimismo estudios filosóficos, políticos, y sociales que han servido en particular para mejorar la educación en México.
Por todo ello, no entendemos que un Gobierno preocupado por la regeneración social pueda extinguir instituciones, como el Centro Lombardo, en lugar de servirse de ellas en su sano propósito.

Enric Munar / Universitat de les Illes Balears

Desde hace muchos años hemos colaborado con investigadores del Centro Lombardo, lo cual ha redundado en un enriquecimiento personal y profesional con muchas consecuencias y todas ellas positivas: artículos conjuntos, proyectos conjuntos, participación en nuestro máster y doctorado de algunos de sus investigadores, organización de seminarios y congresos conjuntos, intercambio de alumnos de máster o doctorado, colaboración en edición de revistas y libros. Los beneficios que ha supuesto para nuestra institución son tan detallados que, en este escrito, me es imposible relacionarlos a todos. De todo ello se puede dar fe con una revisión de mi currículum particular, del curriculum del grupo de investigación Evolución y Cognición Humana (que actualmente coordino) y del historial del propio Centro Lombardo.
Por ello, pido al Gobierno de México que siga dando apoyo al Centro Lombardo como institución prestigiosa de investigación y que supone y ha supuesto tantos beneficios a la ciencia en particular y a la cultura en general, tanto a la mexicana como a la española.

Jonatan García Campos / Universidad Juárez del Estado de Durango

El CEFPSVLT es una institución que contribuye a la difusión y generación de conocimiento. El Centro publica una revista de prestigio internacional, organiza eventos académicos, cuenta con una biblioteca pública especializada en filosofía de la ciencia y coordina seminario permanentes en donde se crea un diálogo entre las diferentes disciplinas dedicadas a la filosofía y las ciencias.
Doy mi apoyo al Centro para que le entreguen inmediatamente el presupuesto que requiere para continuar con sus actividades. Un gobierno que se dice de izquierda, que apoya a las ciencias sociales y a las humanidades cometería un grave error al extinguir las labores del CEFPSVLT.

Leticia Esquivel

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Daniel Gregorio Catalán

Me consta que la labor de difusión cultural que realiza el centro es muy importante y quiero darle todo mi apoyo en su reclamación al gobierno de México.

María del Pilar Chiappa Carrara / INPRFM

El Centro de Estudios Filosóficos Políticos y Sociales es una institución que ha fomentado desde hace décadas la investigación interdisciplinar a través del trabajo de sus integrantes. Considero que ésa es una gran labor y que, por tanto, debe mantenerse y fomentarse.

Juan Carlos Zavala Olalde

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Mario Casanueva López

En mi calidad de ex presidente de la Asociación Iberoamericana de Filosofía de la Biología, puedo señalar que el Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano ha sido un baluarte sin par en iberoamérica y con pocos parangones a nivel mundial, con más de 20 años contribuyendo al engrandecimiento de nuestra disciplina y de las ciencias cognitivas. Su desaparición significaría pérdida irreparable.

Elizabeth Montaño Archundia / Instituto de Educación Media Superior del DF

Decimos no al cierre de este importante centro de estudios, único en este país por el acervo con el que cuenta. Además de la importante difusión de las ideas que realiza es un icono en la historia política de nuestra nación. No entendemos por qué cerrar un Centro de Estudios como este que tanta falta hacen a la juventud y las futuras generaciones ávidas de cultura y conocimiento. La Secretaría de Educación Pública debe invertir en educación y cumplir con el 8% del Producto Interno Bruto que establece la ley.

Yuneiry Ramírez Topete

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Romo Pimentel Miriam / UNAM, UIC, Autora de diferentes casas editoriales

El Centro Lombardo es una de las pocas instituciones que promueven la investigación en neurociencias y ha fortalecido las relaciones académicas con filósofos y científicos de diferentes países, además ofrecen seminarios donde colaboramos alumnos de distintas carreras, profesores e investigadores de modo que es una oportunidad muy valiosa para el crecimiento académico. Solicito apoyar a esta institución para la venta y distribución de sus publicaciones y no desaparecerla.

Blas Morales Sánchez

Considero que es necesario se preserve este Centro de estudio y cultural.

Alejandra Calleja Toxqui

La importancia científica, histórica, archivista, de innovación e investigación son un pilar para la difusión y promoción del desarrollo de temas que ayudan a comprender como comunidad e individuo. Además, las personas que laboran en el centro son excelentes investigadores y maestros que trabajan incansablemente, dándole espacio a nuevas generaciones y reconocimiento a aquellos que tienen trayectoria.
Es inconcebible que este centro se pierda por todo lo que alberga y por todo lo que puede seguir generando, para muchos ha sido una experiencia medular haberlos conocido.

Marcel Cano Soler / Facultat de Filosofia, Universitat de Barcelona

Parece que se avecinan tiempos oscuros. Necesitamos luz, más luz, no más tinieblas. Instituciones como el el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano es una fuente de luz que no debe apagarse. Lo necesitamos, no solo ustedes en México, también en el resto del planeta. Deberíamos empezar a pensar que necesitamos no parar de pensar, sobretodo para poder actuar. Su desaparición es una pérdida para todos nosotros, da igual el continente en el que vivamos. No permitan que desaparezca ni que vea menguada su capacidad, es una pérdida que no nos podemos permitir.

Enrique Cáceres NIeto / Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM – Centro de Ciencias de la Complejidad UNAM

Muy de vez en cuando en la historia de la ciencia ocurren revoluciones que redefinan transversalmente distintas áreas del conocimiento. Una de ellas esta en plena efervescencia en el mundo entero: la revolución cognitiva y neurocientífica.
A pesar de su importancia, muy pocos institutos y centros de investigación, no solo en México, sino en América Latina se dedican de manera especializada a tan importante tema como es el Centro Lombardo Toledano donde un puñado de académicos con una vocación férrea y escacez de recursos se han avocado a posicionar la investigación mexicana en la materia a nivel internacional.
Resulta totalmente incomprensible el riesgo que desde hace tiempo está corriendo la subsistencia de este instituto de excelencia; menos aún en el contexto político de una cuarta transformación que busca rescatar el orgullo nacional. Extinguir el centro nos solo constituiría una pérdida para el avance de las ciencias cognitivas, sino también una flagrante contradicción con ese objetivo y el compromiso de impulsar el desarrollo de la ciencia y la tecnología especialmente vanguardista tal como se establece en el Plan Nacional de Desarrollo.
Si bien la racionalidad política resulta incomprensible, más lo es la inconstitucionalidad del supuesto acto de extinción debido al estatus jurídico del centro.
Apelo a las autoridades correspondientes a dar marcha atrás a este acto de autoridad arbitrario contra el que sin duda procedería un juicio de amparo y espero que la visibilidad que haya constituido la reacción de quienes nos oponemos a la desaparición del Centro sirva para que se reconsidere el escaso apoyo financiero que se la ha brindado hasta la fecha.
Dr. Enrique Cáceres
Investigador de tiempo completo nivel “C” en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; Coordinador del área de Filosofía del Derecho, de la Línea de Investigación sobre Metodología de la Investigación Jurídica y Enseñanza del Derecho y Director del Laboratorio sobre Constructivismo Jurídico Complejo del mismo Instituto; Presidente the la Sociedad de Paradigmas Emergentes en Derecho y Teoría del Derecho; Investigador Nacional Novel III.

Jorge Issa González / UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

Son pocos los casos en que la relación entre los bajos costos y los altos beneficios de una institución resultan tan favorables para la cultura. Hoy más que nunca es indispensable la exploración crítica de las aportaciones y los desafíos de las ciencias de la vida —algo que el Centro Lombardo hace a un alto nivel—. Por favor, garanticen que reciba el financiamiento que su labor necesita.

Jorge Alberto Álvarez Díaz / UAM Xochimilco (web)

El país requiere de espacios como el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano. Es lamentable que estén asfixiando la ciencia y la tecnología en CONACYT y que hagan esto en este tipo de espacios culturales y de investigación. Cortar recursos a estas instituciones solamente muestra desprecio por la cultura, por el saber, y con ello, por el progreso del país. Ojalá que este gobierno pasara a la historia como el que apoyó más estos rubros y no como el que los destruyó.

Fernando Baixauli Monzo

Un país como México no puede permitirse la idea de hacer desaparecer un Centro de Investigación de tan reconocido prestigio internacional y con tan alta calidad en sus trabajos.
Desde Valencia (España) todo mi apoyo al Centro y a México.
Muchas gracias.

Dr. Fernando Valdés / Profesional Independiente.

Es menester con carácter de urgencia que dirijan una misiva a estos tres (3) entes: Bill Gates Fundación – División Social de: O.N.U. y O.E.A. No estaría de más incorporar a las multilaterales del: Banco Mundial y Banco Interamericano De Desarrollo. Ellos poseen programas ya aprobados por sus respectivas directivas para estos fines. Sugiero afrontarlos en vivo y directo con una agenda ya definida a fin de establecer un acuerdo programático como mínimo por los próximos diez 10 años a fin de blindar todos los puestos de trabajo y en paralelo fortalecer la visión de futuras agendas sociales – corporativas – gubernamentales y por ende establece en asociación estratégica con todos estos entes sin exclusión una “Revista Global Universal” en común que los coadyuve y beneficia a todos y por ende en bien común.
Recuerden: “SEGUN VUESTRA FE SERA ECHO”
Con franca y sincera amistad les auguro éxitos ilimitados…!!!
Dr. Feranando Valdés.
Economista – Banca De Inversión – Pasivos Ambientales. (Si vuestro Ejecutivo Nacional brinda su mano amiga puedo en paralelo lograr finanzas)

Carlos Renau García

Me uno a la solicitud del Centro de Estudios Filosóficos y Políticos Vicente Lombardo Toledano, ya que he sido usuario de los servicios que brinda y considero que si por alguna causa desaparece no hay ninguna otra instancia que pueda substituir su aporte, lo que conllevará a una gran perdida de la historia y futuro de nuestra nación.

Daniel de Andrés García (web)

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Fernando Auciello / Escuela integral interdisciplinaria n9 caba

Lamento la situación. El Centro es un lugar valioso de intercambio americano, en un continente donde no abundan este tipo de esfuerzos.

Carlos Alberto Ramírez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Alfredo Marcos

El Centro ha promovido siempre la investigación de calidad y la cultura filosófica. Ojalá pueda garantizarse su continuidad.

Ximena Andrea González Grandón / UNAM

Considero que el trabajo que hace el Centro Lombardo es muy importante para México, no se puede permitir que un centro de investigaciones y de publicaciones con tal trayectoria e importancia para la generación del conocimiento en distintas áreas disciplinares, esté siendo asfixiado económicamente de esa manera. Una de las urgencias fundamentales de nuestro país es justamente la transmisión de conocimiento, las distintas formas de educar a la ciudadanía. ¿Cómo es posible que no se les otorgue el apoyo institucional convenido? Esto además de un agravio moral, es un agravio constitucional.

Alejandra Rosales Lagarde / Cátedras CONACyT

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

A. Nicolás Venturelli / Instituto de Humanidades (UNC / CONICET), Argentina

Doy mi pleno apoyo al Centro Lombardo Toledano en este difícil momento y me sumo a la demanda de mantener el presupuesto necesario para que pueda seguir funcionando. He podido colaborar de modo directo con la revista electrónica y puedo decir que conozco su perfil institucional y la modalidad de trabajo que lo define. Se trata de un Centro dedicado a la generación de investigación de calidad y divulgación de conocimiento, prestando de este modo un valioso servicio a la comunidad hispanohablante. Los resultados generados en el seno del Centro son fácilmente accesibles para el público general y a la vez brinda contenidos y herramientas relevantes para investigadores especializados. Pido enfáticamente que el gobierno actual no se sume a las políticas, crecientemente comunes en la región, de desprestigio dirigido al fomento de la cultura, en particular a las humanidades y las ciencias sociales.

Vicente Claramonte Sanz / Universitat de València (España)

Apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública le dote del presupuesto necesario para garantizar sus actividades habituales durante los próximos años.

Álvaro Peláez Cedrés / Universidad Autónoma Metropolitana-Cuajimalpa

Apoyo rotundamente la petición.

John Lear / University of Puget Sound

Apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le devuelve su presupuesto para seguir sus actividades académicas y bibliotecarias tan importantes.

Ricardo Mansilla Corona / CEIICH-UNAM (web)

El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano ha sido durante décadas un referente en la investigación social y filosófica en el sentido más amplio dentro de la academia mexicana. Sería una perdida irreparable que esta tradición se rompiera por circunstancias coyunturales debidas a inadecuadas valoraciones de su trabajo. Exhorto a las autoridades competentes a entregar un presupuesto suficiente para el buen desarrollo de sus actividades.
Saludos a todos.

Adrián Medina Liberty / UNAM

Instituciones como esta incuestionablemente merecen nuestro apoyo, por ello, confío en el buen juicio de nuestras autoridades para que el presupuesto continue fluyendo hacia el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Javier Fernández Torres / Abogados contra la Corrupcion (web)

Sin ciencia y cultura como la práctica el Centro Lombardo, Latinoamérica queda a merced de la Corrupción y el Fraude.

Elizabeth Flores Olague / UAZ

Que sea realmente transformación para bien y no con recortes que atentan al bienestar, la cultura y educación, que tanta falta hacen en el país

Roberto Flores

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Sureya Alejandra Hernádez del Villar / UNAM

Espacios como el Centro Lombardo Toledano son indispensables para la investigacióm histórica, limitarle el apoyo es inadmisible.

Rocío Garriga

El Centro Lombardo está llevando a cabo una labor imprescindible, en términos de investigación y también en términos de transferencia del conocimiento. Considero que es preciso apostar e impulsar esta clase de espacios, donde se comparte y se fomenta el diálogo. En los últimos años sus programas e iniciativas han sido mucho más interesantes si cabe. Destaco en su trayectoria reciente los últimos proyectos de investigación, que han estado dedicados al cine y la antropología.
Escribo desde España, como investigadora, este Centro forma parte de la imagen que me formo de México, retirar el apoyo que necesitan para continuar con su labor trastocaría esta imagen, la mía y la de muchos investigadores/as, que nos nutrimos del trabajo que realizan. Sería una pérdida muy notable romper con este nexo entre países, culturas y personas. Apoyo su labor, espero y deseo que ustedes continúen haciéndolo.

Diego Zelaya

Trabajando en un campo totalmente diferente a los del centro, siempre encontré en los seminarios información que nutría mi propia labor. Una institución muy accesible y con gran oferta de conocimiento. Ojalá que el gobierno no deje caer a esta institución.

Jonny Alexander García Echeverri / Universidad Católica Luis Amigó

Es increíble, conozco la capacidad investigativa de algunos de los docentes del Centro de Estudios Vicente Lombardo, he tenido la posibilidad de compartir con ellos en encuentros internacionales y en una investigación de gran impacto que se viene realizando. Me toma por sorpresa dicha noticia. Fuerza, apoyo al Centro de Estudios.

Claudia Torres

Los recursos públicos para instituciones públicas son un derecho, que no se viole.

Rodrigo Islas

Lo que más necesita este país es la educación en todos sus niveles. Por favor liberen los recursos que requiere este instituto. Gracias.

Ma. Graciela Segoviano Rangel

En México considero de suma importancia no dejar caer los centros educativos por falta de financiamiento, sobre todo tratándose de un centro como el Lombardo Toledano que se dedica a la investigación social y fomenta la educación. Por favor hagamos lo posible por que este tipo instituciones tengan mayor auge en este sexenio que se supone es más consciente de las necesidades del pueblo en relación con los anteriores.

Armando Pérez Ramírez

Apoyo la demanda.

Alba Benavent Villaseñor

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Vicente Simón

Doy mi pleno apoyo al Centro de Estudios Filosóficos para que pueda seguir realizando la loable labor cultural que viene llevando a cabo.

Noé Sánchez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Karla Unzaga

Necesitamos educación y formación de fondo. Los libros y este tipo de acervos son invaluables y una fuente de sabiduría que deben preservarse para nuestros niños mexicanos.

Francisco Corella (web)

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

María Isabel Morillas Ángeles

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Bruno Barranco / Edifilms Producciones

Hay una cita que dice que el cerebro es como un paracaídas, si no lo abres, no sirve para nada. Un centro de investigación es como un área de ese cerebro. Cuanto conocimiento perdido y oportunidades si no se apuesta por la investigación científica. Esto es lo que nos hace avanzar.

Guillermo Polo Gandia (web)

También quiero dar mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que aporte presupuesto suficiente para continuar con sus actividades académicas.

Ana María Herrero Cervera / Escuela de secundaria Vicente Guerrero

Estimado presidente Manuel Lopez Obrador:
Las instituciones de carácter público deben recibir el apoyo del Gobierno, no su omisión. Esto puede ocasionar sin duda, un serio problema para el sector público.

Pablo Molanes Perez

El pensamieto critico es fundamental para liberar a la sociedad de las cadenas de la ignorancia y de la opresion del poder.

Salvador Mestre Zaragozá

La cultura es vital para una sociedad fuerte, sana y convivente.

Nephtali Acuña Galindo

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Hilda Hernández López / IIFs/UNAM

El Centro Lombardo genera investigación de calidad y siempre se ha comprometido con la sociedad divulgado el conocimiento al público gratuitamente o a bajo costo a través de su revista electrónica, sus colecciones de libros y sus coloquios. Es necesario que se continúe apoyando a este centro porque es de los pocos espacios en los que se da este compromiso con la sociedad. Está de más decir que nuestro país necesita la reflexión filosófica y humanista, abandonar este centro dedicado a ello, sería un terrible retroceso.

Emilio García Bonilla / Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. Posgrado en Humanidades (web)

El Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano, además de promover el conocimiento científico, la historia y la cultura, es un centro de trabajo de casi treinta personas cuya estabilidad económica se ha venido quebrantando año con año por el retraso sistemático del pago de salarios debido a argucias burocráticas que no sólo han interrumpido proyectos académicos, también han afectado la dinámica cotidiana de familias completas.
Por eso me sumo a la solicitud reiterada a las autoridades responsables para que se respeten los derechos de las personas que trabajan en la institución y esta pueda continuar con sus actividades al servicio ya no únicamente de los mexicanos, sino también de un público cada vez mayor de otras latitudes.
Confío en que la pretensión de asfixiar al Centro de Estudios sea más por desconocimiento que por mala fe y que los funcionarios del actual gobierno demuestren mayor sensibilidad enmendando este error administrativo que tendría tan lamentables consecuencias.

Amaranta Aguiñaga Avila

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Maria Luisa Noriega quesada

No se puede perder esta institución que ha servido tanto a México.

Julián Torres Jácome / BUAP

Estimado Sr. presidente de México Andes Manuel López Obrador, he leído las demandas de los integrantes del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, además de que me parecen justas creo que este centro es ahora parte de la cultura mexicana. Es decir, existe un trabajo intelectual que ha dado muchas publicaciones que sirven para la discusión de nuestra historia, por la razón anterior también para la generación de nuevo conocimiento. Por lo anterior, creo que al perder este centro se pierde parte de nuestra inversión académica e identificación cultural que sería casi imposible de recuperar y reactivar en mediano plazo. Por lo que le pido interceda a la solución de sus justas demandas, evitando así la perdida de este patrimonio intelectual de México.

Yonathan Querales Gallardo

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

María Elena Fernández Fernández

El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano es muy importante para mi amigo Josep Sanmartín, por lo tanto, les ruego encarecidamente que hagan todo lo que esté en sus manos, y más, para que este centro continúe.
Mucha fuerza desde España y un abrazo bien grande a toda la gente de México.

Alfredo Rafael Caraveo Pacheco / Labor social en baloncesto. Ligas permanentes. Campeche

El centro “ Lombardo Toledano “ es una institución del pueblo, con muchos años de existencia, propiedad de los mexicanos. Como persona moral, le brindo mi apoyo incondicional, como lo he hecho toda mi vida a las causas justas y honorables.
Atte. Rafael Caraveo Pacheco.

Ugo Rubén Sánchez Sánchez

Resulta especialmente triste que en un momento como el que vivimos, donde los valores están a merced de los emporios financieros y las multinacionales, centros que dedican todo su esfuerzo y recursos personales a hacer de esta una sociedad mejor se vean condenados a desaparecer, quizás porque pensar ya no tiene el mismo valor que la moneda que nos domina.
Todo mi apoyo al Centro Lombardo y a sus incansables trabajadores.
Mucha suerte.

Alejandra González de la Peña Gil

Alimentar espacios de reflexión filosófica y política que nos permitan pensar el mundo en el que vivimos es fundamental para la construir una sociedad plena, justa y libre. Deseo y espero que no se les retire la financiación a este espacio.

Gabriela Frinee Mateos Flores

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Damian Ruiz Lopez

El peligro que siempre se genera a través del conocimiento no instrumental como cuna y destino, históricamente ha sido objeto de falacias advenedizas de ideologías caprichosas. Necesitan obreros, no críticos ni filósofos, necesitan adormecidos por el capital y la idea de propiedad privada, es peligroso quién representa un panóptico de pensamiento.
Por este motivo apoyo irrefutable al Centro Lombardo Toledano.

Alejandra Mora Pérez / Quatre Films

La luz del pensamiento filosófico no es la luz viviente del sol, sino la claridad, principio de la vida según Platón, el teólogo de esta luz. (María Zambrano)

Aarón Rodríguez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Sharon Hernandez Villalva

#SíALaCultura #NoALaCorrupción

Lucía Álvarez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Luis Manuel Sanmartín Cava / Doctorando en la Universitat de Barcelona (UB)

El Centro Lombardo se fundó en honor a un sindicalista que poseía la firme convicción de que el mundo se podía cambiar a través de la educación. Precisamente esa labor ha sido desarrollada por el centro. Se ha encargado de impulsar investigaciones en Filosofía de la Biología de primer orden, recordando al mundo la importancia de la conservación de las especies y la belleza de la biodiversidad. Es colaborador de proyectos tremendamente creativos que reflexionan sobre la potencialidad del audiovisual (cine, series, documentales) para la transformación social y la transmisión de historias. Cuenta con revista propia, la Ludus Vitalis. Con un repositorio propio. Y cada año supera su propio récord en consultas digitales.

El Centro Lombardo es un referente educativo; y México, y el mundo entero, se merecen Centros como el Lombardo Toledano. Marcan una diferencia más allá del ámbito académico: suponen una diferencia a nivel social. Por eso, espero que el gobierno de AMLO reconsidere su posición. Pues mantener abierto el Centro Lombardo equivale a que ganemos todos. Sin más, les dejo una cita del mismo Toledano que resume esta intervención:

“El patriotismo que necesitamos no es el de los valientes sino de los que saben, para que guíen y enseñen y den al pueblo los senderos que ha trazado la vida moderna.”

Miguel Florido / Escuela Marketing and Web (web)

Todo mi apoyo al Centro Lombardo Toledano por la gran labor cultural que realizan. Tristemente cuando se hacen recortes políticos siempre la cultura es una de las sacrificadas y así luego nos va, sin cultura ni educación no es posible la investigación y el desarrollo. Un abrazo desde Valencia.

Jacinto Choza Armenta / Catedrático Emérito de la Universidad de Sevilla (web)

Hace cinco años que colaboro con el centro Vicente Lombardo Toledano. Es una institución que desarrolla una labora cultural y de pensamiento político y social muy importante parra la historia de México, y para el futuro de México y de toda Latinoamérica,
Es una institución que contribuye sobremanera a prestigiar el nombre de México y de la cultura mexicana por todo el mundo, como las grandes editoriales y los grandes autores del país.
Todo lo que se invierta en el centro redunda en beneficios, también económicos, para todo el país. Por ello es necesario y apremiante apoyarle con la dotación que el Estado previó, con objeto de que pueda continuar una tarea que en el poco tiempo que lleva realizándose ha dado ya copiosos frutos.

Esmeralda Cava Sebastián

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Daniel Sanabria / Red de Bibliotecas y Cátedras de Autores Latinomaericanos

Es de gran importancia, incluso estratégica, la continuidad del Centro Lombardo. No solo en cuanto a investigación se refiere sino a proyección. En particular como integrante de la Red de Biblioteca y Cátedras de Autores Latinoamericanos, con un creciente liderazgo para la construcción de un repositorio interinstitucional, que pronto se podrá volver internacional, pero que necesita de fondos y continuidad en su operación pata cristalizarlo.
Esperemos que las autoridades competentes entiendan esta importancia.

Alfredo Esteve Martín / Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir

Sirvan estas palabras para expresar mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y para solicitar a la Administración de México que le dote de la partida presupuestaria necesaria para que pueda continuar su fantástica labor de investigación, formación y divulgación en aspectos tan importantes para la sociedad actual. Hoy en día se ha convertido en referente tanto dentro como fuera de México, muestra de lo cual es su revista Ludus Vitales, y pido que le permitan mantenerse en esa empresa tan fantástica.

Felipe Martinez Luna

Gracias a los que participan con disposición en el Centro Lombardo Toledano.
Es muy importante que otorguen la remuneración acordada, es indispensable que continúe operando este centro.
Una opción más es difundir como centro de divulgación con precios accesibles .
Muchas Gracias.

Prof. Dr. Jesús Rodolfo Santander Iracheta / Posgrado en Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras Buap

Es muy importante que no se sacrifiquen por motivos económicos actividades de investigación filosófica, humanística y política. Las autoridades de la SEP deben tener en cuenta la trayectoria de gran significación que ha desarrollado el Centro Lombardo. Podría ser un golpe muy lamentable contra la pervivencia de este meritorio Centro que fuera privado de sus recursos financieros.
Prof. Dr. Jesús Rodolfo Santnader
Director de la revista de filosofía La lámpara de Diógenes

Guadalupe Revilla

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

María Haydeé García Bravo / CEIICH UNAM

La investigación, las publicaciones, los eventos académicos y en fin toda la labor que se desarrolla en el Centro Lombardo es fundamental, por lo que no puede ni debe cerrarse.

Antonio Diéguez Lucena / Universidad de Málaga

El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano es un centro de enorme prestigio internacional. Su labor editorial es excelente y la revista que edita, Ludus Vitalis, se ha convertido en el órgano de expresión de toda la comunidad hispanohablante de filosofía de la biología. Como catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Málaga, doy todo mi apoyo al centro y le pido a los gobernantes mexicanos que hagan todo lo posible para que siga desarrollando su excelente labor. El centro lo merece.

Marta Hofmann

Un país que elimina su cultura se cava su propia fosa, la historia lo ha mostrado muchas veces.

Annah Grace TD / RP Consulting, Corp

Es nuestra obligación moral preservar y continuar con el Centro Lombardo Toledano!!!

Ma. Teresa Saavedra T., Carlos Mendoza Zazueta / Asamblea Popular Tijuana, Asamblea Popular Tijuana

No con cerrar esta fuente de cultura lograrán callar los ideales Lombardistas. Esperamos que vean el gran error que están cometiendo.

Diana Paola Torres Segoviano / SEP

En fechas recientes, me he enterado de la situación por la que atraviesa el Centro Lombardo. Lamento mucho que un Centro que privilegia el conocimiento libre por ejemplo, a través de un magnífico repositorio y una extraordinaria Biblioteca, tenga que estar sujeto a los cuestionables designios de las autoridades educativas del país.
Lamento que en este cambio de gobierno, las nuevas figuras encargadas de estar a la cabeza de la SEP no se hayan tomado la molestia de investigar y analizar a profundidad el desempeño de las instituciones y centros educativos que como este cumplen funciones indispensables en la construcción de una ciudadanía libre, consciente, informada y capaz de cuestionarse y preocuparse por el devenir de la sociedad. Una ciudadanía que en consonancia con los cambios políticos que idealmente estaríamos viviendo, sea capaz de mirarse más en términos de lo colectivo que individualmente.

Marcela Gutiérrez Lombardo / Espacio Terapéutico Integral

El Centro Lombardo es un espacio para estudiar, investigar, crear conocimiento y compartirlo. Sería una pena su extinción, tantos años publicando y dedicándose a esparcir a través de diversas publicaciones temas académicos de índole científico, político, de educación, entre otros. Lo que más necesitamos son lugares como este Centro el cual abre las puertas a todo aquel que tenga interés de investigar y cultivarse en diferentes ámbitos. NO debemos dejar que se extinga ya que sería una gran pérdida para el sector educativo. El Centro tiene historia y debemos de hacer que esta continúe escribiéndose.

José Alberto Moreno Chávez / ENAH

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Célida Godina Herrera / Fundación Atenea A. C. (web)

Creo que la Cuarta Transformación debe SUMAR, no restar a instituciones de prestigio como es el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, de gran tradición. Cada uno de sus colaboradores vale oro, su trabajo es, como llaman hoy, de excelencia y hay que apoyarlo en todo lo que esté al alcance del gobierno.

Atentamente
Dra. Célida Godina H.

Laura Elena Torres Vargas / UNAM

El Centro Lombardo Toledano no debe desaparecer y sus trabajadores merecen un salario digno.

Alfredo Robles Zamora / UACM

El Centro Lombardo Toledano es un lugar único, en donde se combina la investigación social, natural y humanística de forma continua y en constante retroalimentación. Mi investigación de licenciatura no sólo no hubiera podido realizarse sin su acervo bibliográfico, sino que un aspecto fundamental fue el amable y siempre disponible trato con los investigadores (de diferentes disciplinas) que ahí laboran.

Jaime Ortega

Debe ejercerse presión sobre la SEP. Un acervo de esta magnitud no puede perderse por la incomprensión de unos pocos.

Yolanda Lopez Gutierrez

El Centro ha sido un gran difusor del pensamiento de VLT y un referente para las investigaciones académicas a nivel nacional e internacional. No puede desaparecer.

Silvia Beatriz Hernández Méndez

Doy mi apoyo al Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, y solicito a la Secretaría de Educación Pública que le entregue un presupuesto suficiente para el desarrollo de sus actividades académicas, de servicios bibliotecarios y de difusión cultural.

Luis Gethsemaní Pérez Aguilar / Universidad de Sevilla (web)

El Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano es un referente a nivel internacional en el estudio y desarrollo del pensamiento evolucionista. Entre sus múltiples y diversas labores quiero destacar su faceta editorial de la revista científica Ludus Vitalis, publicación científica de renombre gracias a la cual muchos especialistas de todo el mundo progresamos en la construcción del conocimiento, encontrando ella un fructífero foro de reflexión y de debate. El mencionado Centro convierte al país hermano México en uno de los focos de investigación mundiales en cuanto al avance y la aplicación de la epistemología evolucionista a varios campos del conocimiento, junto a EE.UU., Inglaterra, Argentina o España, por citar a otros países.

Por ello, me sumo al rogatorio dirigido a la Secretaría de Educación Pública y al Gobierno de México para que no sólo cubran los salarios que se le debe a tan importante Centro de Investigación, sino para que se le siga dotando a nivel presupuestario de cara al futuro y ampliándolo de medios y de personal humano. Si no se apuesta por la investigación y por la ciencia no hay progreso social posible.

Atentamente,

Dr. Luis Gethsemaní Pérez Aguilar
Investigador de la Universidad de Sevilla
España

Consuelo Diana muñoz

Solidaridad para la permanencia de la organización Vicente Lombardo Toledano, al dar valor a los acontecimientos de nuestra historia nacional a través de la difusión de nuestra memoria histórica.

Mildreth Hernández / UNAM

No se debe dejar perder el centro Lombardo Toledano, sus estudios son de gran relevancia para la investigación filosófica y de las ciencias cognitivas.

Carlos Castaño Bernard / Universidad de Colima (web)

Al pueblo de México:

Promover la vida y la obra de un gran pensador como lo fue Vicente Lombardo Toledano es una tarea fundamental, especialmente por su impacto en las nuevas generaciones. Recordemos que Lombardo desde muy joven se destacó como un estudiante excelente —fue reconocido como el alumno de mejor aprovechamiento al terminar sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria— y un abogado muy talentoso. Lombardo dedicó su enorme capacidad intelectual a defender a los desfavorecidos, en vez de defender a los ricos y a los poderosos. El Centro de Estudios que lleva su nombre —con las múltiples actividades y servicios que ofrece— siempre ha cumplido exitosamente con esta tarea de promover la vida y la obra de Lombardo; definitivamente ha sido una gran fuente de inspiración para muchos de nosotros.
Por las razones expuestas arriba, sería un craso error de la SEP dejar de entregar recursos suficientes para el Centro de Estudios.

Atentamente,
Dr Carlos Castaño Bernard

Gustavo Caponi / Universidade Federal de Santa Catarina (web)

Dejar morir un refugio del pensamiento crítico, como es el Centro Lombardo Toledano, sería una actitud que yo podría esperar, perfectamente, de un político como Jair Bolsonaro; que es un bruto insensible. Jamás la esperaría, y no la espero, de un político de primera línea como lo es López Obrador. Un político en el cual todos los latinoamericanos que ansiamos el progreso de nuestros pueblos, hemos depositado las mejores esperanzas.

Laura Paola Uribe Solórzano / Investigadora independiente

El archivo histórico del Centro Lombardo Toledano es fundamental para el estudio de la política y la cultura del siglo XX mexicano. Sería algo muy grave que desapareciera, esto demostraría la falta de interés por parte de las autoridades mexicanas de preservar la memoria histórica del país.

Josep Francesc Sanmartín Cava / Centro Lombardo Toledano

Estimado Lic. Andrés Manuel López Obrador,

Cuando ganó las elecciones pasadas, aun siendo extranjero, sentí una profunda alegría por México. Si yo hubiera podido votarle, lo habría hecho, aunque no faltó la campaña que por mi parte y a su favor realicé en toda ocasión.

La lucha contra la corrupción, la lucha contra la pobreza, la mejora del sector público y un largo etcétera, se ofrecían por fin como una propuesta verdadera a poner en marcha.

Una de esas cuestiones acuciantes era la educación, de la que yo mismo formo parte. Sabiendo que los retos son grandes, no seré yo quien defienda a aquellos que dentro de la administración y el sector público faltan a su deber, por eso entiendo la necesidad de los recortes, entiendo que hay demasiadas personas que viven a costa del erario público. Que es necesario hacer algo, pues es innegable que la educación adolece de trabajadores que crean en el pueblo, para empezar, y en lo público, para terminar. Hay una tendencia que hay que corregir y que sólo sirve para expulsar, cada vez más, a los mejores de la educación.

Por esta razón, cuando se nos comunicó que se iba a recortar un 30% del presupuesto, en lo personal lo comprendí y nada tenía que decir; aunque lo bien cierto es que mi centro ya había sufrido en torno a un 30% de reducción en el presupuesto del año pasado, que se sumaba a otras reducciones de años anteriores, precisamente porque profesamos una educación de izquierdas, accesible, gratuita y de alto nivel competitivo. Pero no sólo eso, sino porque ofrecemos todas nuestras investigaciones y publicaciones de manera libre, para que cualquier estudiante pueda acceder a las mismas sin pagar un solo peso; algo que, obviamente, molesta al sector privado de la educación, editoriales y al capital en general.

Este correo es para rogarle que podamos seguir trabajando por un México mejor y libre, por un México en el que pueda creer el pueblo, por una educación de calidad y gratuita con valor humano. Nosotros llevamos haciendo esto desde hace casi 50 años, y en los últimos años aprovechando las ventajas que ofrece Internet.

Este año hemos conseguido alcances de 80.000 visitas al mes en nuestro Blog, es posible que alcancemos el millón de visitas a lo largo de este año, y desde que comenzamos a digitalizar y ofrecer nuestros contenidos en PDF, nuestras obras han sido consultadas y descargadas más de 85.000 veces. Poco a poco hemos logrado poner a disposición de cualquiera y de forma gratuita más de 300 obras que ya están disponibles en nuestra web, a las que se van sumando muchas más. Lo más sensacional es que gran parte de lo que se consulta está relacionado con la 4ª Transformación.

Hay otras instituciones que hablan de propósitos, nosotros ofrecemos hechos, y me gustaría que si tuviera un momento pudiera interesarse por nuestro centro, visitar nuestra web, consultar nuestro repositorio e incluso venir en persona a conocer nuestra magnífica biblioteca, donde se guardan auténticos tesoros de la historia de México.

Un saludo fraterno,
Josep

Paulino Mario Colín Sánchez, 1922 -1983

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Mario Colín Sánchez fue un destacado político, editor, promotor cultural, escritor, historiador, poeta y abogado mexicano. Nació el 22 de junio de 1922, en Atlacomulco, municipio del Estado de México. Se licenció en derecho en 1949, en la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A partir de 1955, esta escuela pasó a ser la Facultad de Derecho de la UNAM. Como miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dirigió las campañas políticas para el gobierno del Estado de México de Alfredo del Mazo Vélez (1945-1951) y del Ing. Salvador Sánchez Colín (1951-1957), la campaña para delegado del PRI, en el estado de San Luis Potosí, del Lic. Adolfo López Mateos, y la campaña para la presidencia de la República Mexicana del Prof. Carlos Hank González (1969-1975). Fue gerente de la Fiduciaria del Estado de México, juez constitucional de primera instancia, responsable del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Tlalnepantla, presidente del Comité de Festejos del 150 Aniversario de la Erección del Estado de México, director del Patrimonio Cultural y Artístico, titular de la Secretaria de Educación, Cultura y Bienestar Social. Debido a su pasión por la cultura, fundó el Centro Cultural “Isidro Fabela”, en Atlacomulco, y 18 centros culturales en municipios del Estado de México. Publicó más de 70 títulos de su propia autoría, y editó la serie Testimonios de Atlacomulco, que reúne 63 volúmenes, y también la serie Biblioteca enciclopédica del Estado de México, con 117 volúmenes sobre tópicos de historia y bibliografía del Estado de México. En total, editó unos 450 títulos. También fue secretario general de la confederación de Organizaciones Populares del Estado de México, miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, de la Sociedad Folclórica de México, de la Sociedad de Bibliófilos Mexicanos y de la Academia de las Artes Populares de México.

En honor al ilustre intelectual mexicano, diversas instituciones educativas, una biblioteca y varias calles llevan su nombre.

La biblioteca personal del Lic. Mario Colín, es considerada como una joya de la bibliografía nacional y patrimonio cultural de México. Dicha biblioteca está ubicada en la Biblioteca Nacional de México,  en ciudad Universitaria (UNAM).

Falleció a causa de un atentado en la ciudad de Cuernavaca, estado de Morelos (México), el 25 de marzo de 1983. Sus restos descansan en la Rotonda de los hombres Ilustres del Estado de México, en el panteón municipal de la ciudad de Toluca, México.

COLÍN Sánchez, Paulino Mario. Bibliografía general del Estado de México. México: Impresos del Estado, 1963. Serie Biblioteca Enciclopédica del Estado de México.

Para el Sr. Lic. V. Lombardo Toledano, con un saludo de Mario Colín. Sept. de 1963.

Obra ubicada en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” en la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB
Correo electrónico: bibliolomb@hotmail.com

 

 

Luis Enrique Délano, 1907 – 1985

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Luis Enrique Délano Díaz nació el 14 de julio de 1907, en Santiago (Chile). Destacó como escritor, periodista, poeta, diplomático y traductor. Inició sus estudios en la Universidad de Chile, más tarde, en 1934, viajó a España e ingresó en la Universidad de Madrid para estudiar Letras e Historia del Arte, justo en el periodo durante el que estalla la Guerra Civil Española. A los 19 años, dio inicio a su actividad literaria con su primera obra poética El pescador de estrellas, publicada en 1926, y con su primera novela Rumbo hacia ninguna parte, publicada en 1927. En colaboración con Salvador Reyes Figueroa, entre otros, fundó la revista Letras en 1928, en la que colaboró hasta 1930, como parte de la corriente del Imaginismo. Trabajó como periodista para el periódico El Mercurio en 1929, y colaboró dirigiendo la revista Vistazo en 1952. Trabajó como cónsul de Chile en México y en Nueva York, y como embajador de Chile en Suecia. Por su prolífica obra literaria y periodística recibió, por su novela Puerto de fuego, el Premio Municipal de Santiago en 1956, y el Premio Nacional de Periodismo en 1970. Al regreso de su segundo exilio, falleció en la ciudad de Santiago (Chile), el 20 de marzo de 1985.

Recordamos al ilustre escritor con una de sus poesías, un relato de la Guerra Civil Española y una dedicatoria firmada para su amigo el Mtro. Vicente Lombardo Toledano.

Poema Bebiendo Solo A La Luz De La Luna
(otra Versión) de Poetas chinos

Entre las flores, un tazón de vino
bebo solo, ningún amigo está cerca.
Levanto mi Copa, invito a la Luna
y a mi sombra, y ahora somos tres.
Mas la Luna nada sabe de bebidas
y mi sombra se limita a imitarme,
pero así y todo, Luna y sombra serán mi compañía.
La primavera es época propicia para el goce.
Canto y la Luna prolonga su presencia,
bailo y mi sombra se enreda.
Mientras me mantengo sobrio, somos alegres juntos,
cuando me embriago, cada uno marcha por su lado
jurando encontrarnos en el Río de Plata de los Cielos.

Versión de Luis Enrique Délano

LA MUERTE EN LAS CALLES

A mediados de Octubre arreciaron los bombardeos aéreos sobre Madrid. Ya no se trataba de lanzar bombas sobre los aeródromos. Los aviones nos visitaban todas las noches y casi todos los días también. El primer bombardeo sobre la población indefensa, es decir el primer bombardeo cruel y deliberado, tuvo lugar un día viernes por la tarde. Los aviones buscaron las colas más numerosas y sobre ellas lanzaron sus toneladas de metralla. Otros aviadores se elevaban a gran altura, donde no podían ser alcanzados por los cañones antiaéreos y dejaban caer las bombas, sin importarles el sitio donde fueran a explotar. Una bomba cayó sobre una guardería infantil, matando a varios niños. Las otras habían explotado, una en la calle de Preciados, otra en Fuencarral y una tercera en la calle de la Luna. De las reuniones de mujeres que esperaban su turno para adquirir alimentos sólo quedaron trozos de carne quemada, hacinamientos de cadáveres. Tuve oportunidad de hablar con un estudiante de medicina que trabajaba en un hospital de sangre y me contó que la acción aérea había causado cerca de trescientos muertos y el doble de heridos. Los periódicos protestaron indignados contra el salvaje bombardeo, aunque sin precisar el número de víctimas. Recuerdo un vibrante artículo de la diputada comunista Dolores Ibarruri (Pasionaria) haciendo un llamamiento al mundo contra la repetición de actos de esta naturaleza. El artículo tuvo indudablemente gran eficacia, por la sensatez de su expresión y por la personalidad de su autora. Figura querida del proletariado universal, Dolores Ibarruri ha sido en la guerra civil española, una animadora de las fuerzas obreras en lucha contra los moros y legionarios. Cuando la moral decaía, se la podía ver en el frente, fusil en mano, animando a sus camaradas, invitándolos a la lucha, peleando ella misma a la cabeza de todos. Ha sido también quien ha dado las consignas. Suyas son algunas frases que hoy circulan en todas las bocas. Las mujeres de Madrid desfilaban, en los días más negros de la guerra, llevando grandes estandartes en los que se leía: “Preferimos ser viudas de héroes antes que esposas de cobardes”. Suyo es el “¡No pasarán!”, frase simple, frase de aliento, de fe, que se repiten los milicianos antes de entrar al combate, frase con que se dan valor las esposas, las hijas, las madres y las novias de los combatientes, mientras transcurren las horas de prueba en la retaguardia.

Los intelectuales más insospechables, gentes alejadas de la vida política, al margen incluso de la lucha plantada, manifestaron al mundo la vergüenza que sentían de que otros españoles hubieran caído en la tentación de cometer una vileza así. El propio don Ramón Menéndez Pidal, gloria de las letras castellanas, exteriorizó sus sentimientos de repulsa. El Cuerpo Diplomático residente en Madrid protestó también en un comunicado dirigido al Ministro de Estado y en el cual “lamentaba no contar con medios para impedir la repetición de esos hechos”.

Entretanto el Gobierno había recibido, por fin, aviones del extranjero y cuando menos, podía hacer frente a estos ataques. La población de Madrid no estaba desamparada totalmente. Llegaban las visitas de los aviones rebeldes y muy pronto aparecían en el horizonte los “cazas” leales, que salían a buscarles batalla. Pregunté a un capitán de milicias sino había buenos artilleros para manejar los cañones antiaéreos y me respondió:

–La defensa con cañones y ametralladoras antiaéreos es muy relativa, muy limitada. Se pueda defender del bombardeo un objetivo militar, un cuartel, un ministerio, un edificio dado, pero no una ciudad entera. Imagínese usted. Se trata por ejemplo del Ministerio de la Guerra que va a ser atacado por los aviones rebeldes.

Las defensas antiaéreas comienzan a funcionar y su papel debe limitarse a formar, a una altura dada, una especie de círculo de fuego sobre el Ministerio. El avión enemigo no puede penetrar en ese círculo, porque fatalmente sería alcanzado por los proyectiles. Su acción es, pues, imposible y el Ministerio de la Guerra no será bombardeado. Pero lo que es posible hacer con un edificio no puede hacerse con una ciudad entera. Imagínese usted… ¿Cuántos cañones antiaéreos se necesitarían pata proteger todo Madrid?…

 –Si es así, los cañones antiaéreos no disparan directamente sobre los aviones.

 –Sí, también lo hacen, pero es muy difícil que den en el blanco. Generalmente los aviones no son tocados. Usted ve, agregó, a la altura que vuelan estos miserables…

El bombardeo de las mujeres y niños había producido indignación en el mundo entero. De Londres, de París, de Bruselas llegaban mensajes protestando contra el salvaje atentado. Indalecio Prieto, Ministro de Aire, publicó un comunicado expresando que la aviación del Gobierno limitaba su acción a objetivos de tipo puramente militar. Bombardeaba aeródromos y cuarteles, no poblaciones civiles: iba contra soldados, no contra mujeres y niños a la hora en que éstos buscan su alimento. Y efectivamente, a juzgar por las noticias que publicaban los periódicos de Madrid, los aviones gubernamentales habían realizado una acción de enorme eficacia. Aeródromos enemigos fueron destruidos totalmente, pereciendo en uno de estos ataques cuarenta aviadores facciosos. En los combates aéreos parece ser que los rebeldes llevaban la peor parte.

Casi todas las noches había que levantarse, no ya avisados por las sirenas de alarma, sino por el ruido: los propios aviones enemigos. El cerco de Madrid iba estrechándose, los frentes de batalla se habían aproximado a la ciudad, y ya el aviso, desde la línea de fuego, de la presencia de aviones enemigos era casi inútil. No se producía sino cuando la aviación rebelde estaba a las puertas mismas de la ciudad. En cuanto a las “salchichas”… habían sido destruidas. Justamente estaba yo trabajando en las oficinas del Consulado de Chile, una tarde, cuando me tocó presenciar esta acción militar, que fue de un trágico interés. Desde la ventana veíamos los acciones rebeldes muy cerca, a unos seiscientos metros. Ya ni siquiera bajábamos al sótano, a pesar de hallarnos a considerable altura. A todo se habitúa el hombre, hasta al peligro de un bombardeo. Se repetían estos con tanta frecuencia que muchas veces ni siquiera nos movíamos. Esa tarde vimos venir dos aviones facciosos y volar muy bajo sobre el Paseo de Rosales, como buscando algo, como observando un determinado objetivo. Recordé que era allí donde se guardaban, más o menos camufladas entre la vegetación, las “salchichas” avisadoras del peligro. De pronto los aviones descendieron apresuradamente, casi en línea vertical y empezaron a oírse detonaciones y pequeñas explosiones de bombas. Era algo cruel y abusivo el modo de los pájaros enemigos de lanzarse contra los aparatos ocultos. Recordé que en el campo chileno suele verse el tiuque cuando se deja caer sobre un indefenso polluelo. Algo parecido, algo cruel, fatal, inevitable. Nadie, nada, ni cañones antiaéreos ni aviones leales, interrumpió la labor de destrucción. Operaron los pilotos enemigos con certera tranquilidad y luego se elevaron y desaparecieron hacia el sur. Por la tarde supe que de los globos no quedaba sino un hacinamiento informe de metal y de tela…

Por las noches Madrid no encendía las luces ni caía a la calle el más mínimo reflejo desde las ventanas. El invierno de días cortos hacía su aparición, las tabernas y cafés cerraban sus puertas a las siete. Después de esa hora era prácticamente imposible andar por las calles; se corría el riesgo de estrellarse contra las paredes o contra los árboles. Toda la vida parecía morirse a las siete. Salir al portal era salir a una oquedad, a un pozo de sombra, a un túnel permanente. Había pues que recogerse y pasar las horas inmóvil, entregado a la lectura, entregado a la inquietud, que no podía alejarse del corazón. Estábamos todo el tiempo esperando los aviones. A causa del frío no era posible abrir las ventanas que daban al patio y los ruidos de fuera llegaban muy ahogados. Los aviones enemigos no se sentían, pues, sino cuando estaban muy cerca, sobre nuestras mismas cabezas, o cuando recibían el saludo de las ametralladoras antiaéreas. Entonces rápidamente, con la seguridad que da el hábito, y en medio de la obscuridad profunda, bajábamos hacia el sótano, hasta que el peligro se alejaba.

Nadie dormía, por precaución, desnudo. Había que conservar los pantalones puestos, cuando menos, y un par de zapatillas, para los casos de alarma nocturna, que eran ¡ay!, tan frecuentes. Entonces, fuera agudo el frío o pesado el sueño, era preciso salir.

Las bombas enemigas habían causado serios daños en la Estación del Norte, en la de Atocha, en algunos edificios centrales y también en algunos barrios obreros de las afueras, como en Vallecas. Un avión contrario fue abatido en Vallecas por los “cazas” leales y el piloto hecho prisionero. El júbilo popular se manifestó entonces de distintos modos. Alrededor del esqueleto incendiado del aparato (no recuerdo si era un Junkers o un Capronni) chiquillos y mujeres lloraban de alegría. Hasta se cantó. Cuando llegaron los fotógrafos de los diarios un buen gentío exteriorizaba su entusiasmo y se retrató con el puño en alto.

Supe también que otro día, desde un avión derribado por el fuego leal en un frente cercano a Madrid se lanzó, con paracaídas, un piloto enemigo, que cayó en manos de los milicianos, los cuales lo fusilaron. El Gobierno impartió enérgicas órdenes en el sentido de respetar la vida de todo aviador que cayera en las filas leales, y así se hizo en adelante. Los diarios publicaron, entre muchos otros casos que no recuerdo exactamente, el de un piloto extranjero, que al caer a tierra se rompió una pierna. Los milicianos lo condujeron a un hospital, para su curación. No menos de diez aviadores italianos o alemanes eran prisioneros de guerra del Gobierno.

No se me olvida la macabra ironía de los aviadores desleales, allá por mediados del mes de Noviembre.

En efecto, una mañana en que volaban sobre Madrid los aviones rebeldes, se vio desprenderse de uno de ellos un paracaídas conduciendo algo. El aparato y su cargamento llegaron a tierra sin novedad. Era un ataúd negro con el cadáver de un joven piloto español llamado Juan Antonio Galanía, que había caído prisionero. El cadáver estaba mutilado. Sobre este hecho nada se puede decir, nada que no sea el horror y la repulsión. Cuando más podría uno preguntarse si es propio de cristianos un acto así; si mutilando aviadores y exhibiendo sus cadáveres es como se lucha por la “civilización cristiana occidental”, según la fórmula creada por don Miguel de Unamuno y adoptada de inmediato por el General Franco.

DÉLANO, Luis Enrique. Pequeña historia de Chile. México: Secretaria de Educación Pública, 1944.

Al Lic. Vicente Lombardo Toledano, con admiración cordial. Luis Enrique Délano. México 1945.

Obra ubicada en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” en la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB

Correo electrónico: bibliolomb@hotmail.com

Obra literaria

  • 1926 El pescador de estrellas: poemas
  • 1927 Rumbo hacia ninguna parte
  • 1928 La niña de la prisión, y otros cuentos
  • 1930 Luces en la isla
  • 1930 Víspera
  • 1932 Catorce cuentos chilenos
  • 1933 La evasión
  • 1935 Viaje de sueño VII
  • 1937 Cuatro meses de guerra civil en Madrid
  • 1937 Juventud asombrosa y juventud herida: entorno de la poesía de Miguel Hernández
  • 1937 Balmaceda : político romántico
  • 1938 El gran extravío
  • 1939 Si yo fuera Rey… (Una aventura de Francois Villon)
  • 1939 En la ciudad de los césares
  • 1940 Viejos relatos
  • 1940 Historias de detectives
  • 1944 Pequeña historia de Chile
  • 1944 J. M. Balmaceda
  • 1944 Lastarria
  • 1945 Un niño en Valparaíso
  • 1945 Siete cuentos chilenos
  • 1946 El laurel sobre la lira: novela
  • 1954 Baldomero Lillo y “Sub-Terra”
  • 1956 Puerto de fuego: novela
  • 1957 Recuerdo de un “Imaginista”
  • 1957 El caso de la alegre propietaria
  • 1958 La Base: novela VIII
  • 1961 El viento del rencor: novela
  • 1961 Ceilán, isla de cocoteros y piedras preciosas
  • 1961 Domingo de otoño en la gran muralla
  • 1962 Faulkner, Hesse, Pérez de Ayala
  • 1962 Praga, la esplendorosa
  • 1962 Antología de la poesía social de Chile
  • 1963 Recuerdos de Isaías Cabezón
  • 1963 Cómo nos vio 74 años un periodista norteamericano
  • 1964 El rumor de la batalla
  • 1964 Neruda en España
  • 1964 La bohemia que no muere
  • 1964 Visión fugitiva de El Cairo
  • 1965 Los extraños cementerios
  • 1965 Se extinguen los últimos nómades
  • 1965 Doce jefes indígenas cedieron la Isla de Pascua a Chile
  • 1965 En la huella de los escritores rusos
  • 1965 Genialidades de los tres grandes
  • 1966 Cuba 66
  • 1966 Setenta años de Alberto Romero
  • 1967 José Victorino Lastarria y su tiempo IX
  • 1968 Antropofagia [manuscrito]
  • 1968 Viejos relatos
  • 1969 Locura
  • 1970 Sobre todo Madrid
  • 1970 Luis Enrique Délano
  • 1970 Quillota, una visión retrospectiva
  • 1971 Antropofagia: cuentos
  • 1971 La red
  • 1971 Recuerdos de Gabriela Mistral
  • 1972 Carta sobre una vieja amistad
  • 1973 La Base: novela
  • 1973 El año 20: novela
  • 1984 Las veladas del exilio
  • 1985 Balmaceda: historias de la historia
  • 1985 Puerto de fuego
  • 1987 La luz que falta / Obra Póstuma
  • 1994 Aprendiz de escritor: 1924-1934 / Obra Póstuma
  • 1995 Buzoni / Obra Póstuma

Alberto Vasquez Del Mercado, 1893-1980

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Alberto Vásquez del Mercado nació el 20 de marzo de 1893, en la ciudad de Chilpancingo, estado de Guerrero (México), y falleció el 11 de junio de 1980, en la Ciudad de México. Fue un eminente crítico literario, escritor, docente, juez, magistrado y abogado. Estudió primaria y secundaria en la Ciudad de Chilpancingo, para luego trasladarse a la Ciudad de México e ingresar en la Escuela Nacional Preparatoria, donde conoció a intelectuales como Antonio Castro Leal, Manuel Toussaint y Teófilo Olea y Leyva, quienes se convertirían en compañeros políticos y amigos. Continuó sus estudios en la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la Universidad Nacional de México, donde obtuvo el título de abogado. Su interés literario lo llevó a acudir como oyente a la Escuela de Altos Estudios de la Universidad Nacional, y gracias a la amistad con el Mtro. Pedro Henríquez Ureña, tuvo la oportunidad de convivir con Antonio Caso, Alfonso Reyes, Martín Luis Guzmán, entre otros destacados miembros del Ateneo de la Juventud Mexicana. Como docente, ejerció en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. También escribió apara la revista El Universal, y publicó la Revista de legislación y jurisprudencia. En la administración pública ejerció los cargos de secretario de Juzgado en Chilpancingo, de jefe del Departamento de Publicaciones del Museo de Historia, de secretario de Gobierno del Distrito Federal (Ciudad de México), de Juez de Primera Instancia en Acapulco, de subsecretario de Industria y Comercio, de consejero del Banco Central y de magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (México).

El Centro de Estudios rinde homenaje al intelectual mexicano Alberto Vásquez del Mercado, amigo y compañero del Mtro. Vicente Lombardo Toledano, con quien fundó la Sociedad de Conferencias y Conciertos, junto con Manuel Gómez Morín, Antonio Castro Leal, Alfonso Caso, Jesús Moreno Baca y Teófilo Olea y Leyva, grupo conocido como de “Los siete sabios”. Sociedad que tuvo como objetivo la difusión de la cultura entre la comunidad de estudiantil de la Universidad Nacional de México.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB
Correo electrónico: bibliolomb@hotmail.com

Rafaela Chacón Nardi, 1926 – 2001

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Rafaela Chacón Nardi nació el 24 de febrero de 1926, en la ciudad de La Habana (Cuba). Fue una destacada intelectual, docente, escritora, literata, poetisa y pedagoga. Inició sus estudios en magisterio y continuó con la licenciatura en Pedagogía de forma brillante, lo que le permitió ejercer la docencia en la Escuela Normal para Maestros, en la Universidad de La Habana y en la Universidad Las Villas. Destacó en su labor pedagógica durante el diseño y desarrollo de actividades pedagógicas para niños con discapacidades, fundó el Grupo de Expresión Creadora con apoyo de la UNESCO. En Cuba, dirigió los Clubes de Promoción a la Lectura para adolescentes ciegos y de baja visión. También organizó los talleres infantiles para el estudio de la obra de José Martí, lo que supuso una importante aportación educativa para la formación de niños y jóvenes. Publicó en la Gaceta del Caribe, en los periódicos Noticias de Hoy, El Mundo, El País, y en las revistas Lyceum y Bohemia. Por su destacada labor como escritora y pedagoga, recibió la medalla “Alejo Carpentier”. Su obra literaria está traducida a más de 9 idiomas, incluyendo el Braille. Falleció el 11 de marzo de 2001, en la Habana (Cuba).

Recordamos a Rafaela Chacón Nardi con cuatro de sus poesías y una dedicatoria al Maestro Vicente Lombardo Toledano.

Aquél

¿Que a cuál prefiero?
No a aquel que sus cabellos
ató a la muerte,
no a aquel que andaba pálido
juntando estrellas,
sino al que supo un día
quemar sus naves
y se entregó al combate y al amor
sin consultar la rosa de los vientos
ni el candor de mi sangre o su misterio.

Plaza sitiada

A la ruptura no siguió el olvido…
Me asaltas y alucinas cuando nace el crepúsculo.
Copia tu voz mi oído no sé por qué misterio.
Y percibo tu rostro desde estos manuscritos.
Me persigues. Me vences. Y a ti sigo enlazada.
Te haces sentir en música y silencio.
Soy tu último refugio. Soy tu plaza sitiada.
Cércame así. Sorpréndeme. Cíñeme así. Convénceme.
Que en este nuestro extraño paraíso
lucero y luna en lo íntimo seremos.
Y cuerpo y sombra y mar y acantilado.

Hogar

Tú y la casa. Tú y las flores.
Tú y los libros desmandados
y los papeles volados
por revueltos corredores…
Tú y los limpios resplandores
del verano. Tú y la huida
de la soledad… Sin brida
se van los miedos mortales.
Tú y las cosas habituales
devolviéndome a la vida.

La Habana, 1926

Poema a Cuba desde lejos

Pura, como las flores del coral más antiguo
o un espejo de conchas entre la arena virgen,
el transparente verde de tu raíz marina
crece y se mueve al aire
tranquilo del verano.
¿Qué manos invisibles,
qué dedos de agua y cielo
trenzan tu cabellera a la orilla del alba?
¿Quién da al temblor pequeño que crece
entre la espuma
breve columna tenue de plata o de rocío?
Lentas llamas descienden
a quemar tus arenas donde se pierde el agua
y toda luz se quiebra.
Mar de tierra, peñasco que las olas dibujan,
rosa del mar isleño,
tierra de las gaviotas.
Imagen tuya erguida
desde una tibia música
como el rumor lejano de playas olvidadas.
Me naces de repente
en la alta luz herida
que entrega al alba el cobre
de tu color trigueño.
Olvido la distancia y sueño que te habito.
Me llegas en la llama
y en la flor y en el viento.
Mi corazón te ciñe de amor cada mañana,
patria de las espumas,
tierra pequeña y tibia.

Ciudad de México, 1950

CHACÓN Nardi, Rafaela. La alfabetización en México: una experiencia educativa que pudiera utilizarse en Cuba. México: Ediciones Lyceum, 1951.

Al Lic. Vicente Lombardo Toledano, gran líder obrero de América, con la admiración de Rafaela Chacón Nardi.

Obra ubicada en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” en la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB
Correo electrónico: bibliolomb@hotmail.com

Publicaciones

Destacan:

  • Viaje al sueño (1948 y 1957 en edición ampliada)
  • Del silencio y las voces (1978)
  • Coral del aire (1982)
  • Una mujer desde su isla canta (1994)
  • Vuelta de hoja (1995)
  • Mínimo paraíso (1997)
  • Del íntimo esplendor (2000)
  • Ámbito de amar (póstumo, 2006)

Benjamín Carrión, 1897 – 1979

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Manuel Benjamín Carrión Mora, conocido como Benjamín Carrión, nació en la ciudad de Loja (Ecuador), el 20 de abril de 1897, donde falleció el 8 de marzo de 1979. Fue un destacado intelectual ecuatoriano, abogado, docente, escritor, diplomático, político, literato, ensayista y promotor cultural. A pesar de no tener instrucción primaria, su madre lo educó en el castellano y en el idioma francés, que había aprendido de las monjas belgas en Cuenca (Ecuador). Estudió bachillerato en el Colegio Bernardo Valdivieso, y su hermano Héctor Manuel Carrión, le enseñó literatura francesa y la poesía modernista de Charles Baudelaire y Arthur Rimbaud. En 1916, ingresó en la Universidad Central del Ecuador para estudiar jurisprudencia, graduándose en 1921. En los Juegos Florales de 1918, ganó el “Jazmín de Plata” con el poema Romance antiguo, en lírica ganó “La flor natural” con Confesión lírica, y en prosa el primer premio con Mariana. Ejerció la docencia en el Colegio Bernardo Valdivieso, en la Universidad Central del Ecuador y en el Colegio Militar Eloy Alfaro. En 1968, el gobierno mexicano le otorgó el premio “Benito Juárez”, y en 1975, el gobierno ecuatoriano le otorgó el premio literario “Eugenio Espejo”. Como periodista y escritor, colaboró con el periódico Vida Nueva, El día, el semanario Caricatura y la revista Juventud estudiosa, dirigió la revista Cultura de la planta docente del Colegio Bernardo Valdivieso, la Gaceta Judicial Órgano de la Corte Suprema, fundó la editorial París América, dedicada a publicar libros de nuevos escritores de Latinoamérica, dirigió y fundó, en colaboración con Alfredo Pareja, el periódico El Sol, por último, también publicó para la revista Letras del Ecuador. También participó en la misión diplomática de Ecuador en Bogotá (Colombia), fue Cónsul de la República del Ecuador en El Havre (Francia), y en Lima (Perú), primer secretario de la Legación de la República del Ecuador, embajador en México, en la República de Chile y en otros países. También fue miembro fundador de la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador (FEUE), presidente de la Sociedad Jurídico-Literaria y miembro de la Comisión Nacional de Codificación del Derecho Internacional. Por último, perteneció al Partido Socialista Ecuatoriano llegando a ser secretario general, lo que le llevó a ejercer como presidente del Tribunal Electoral, Ministro de Educación y diputado.

Recordamos al ilustre Benjamín Carrión con cuatro dedicatorias firmadas para el Mtro. Vicente Lombardo Toledano y con un enlace de tres de sus obras disponibles en PDF.

CARRIÓN, Benjamín. Los creadores de la nueva América: José Vasconcelos, Manuel Ugarte, F. García Calderón, Alcides Arguedas. Madrid: Sociedad General Española de Librería, 1928.

Al Lic. Vicente Lombardo Toledano, una de las grandes fuerzas con que la justicia social puede contar en el continente. Admirador y amigo.
Firmado Benjamín Carrión, Méx.- 1933. S/c — Legación del Ecuador, Aguascalientes

CARRIÓN, Benjamín. El desencanto de Miguel García. Madrid: Sociedad General Española de Librería, 1929.

Al Maestro Lombardo Toledano, con mi admirativa estimación.
Firmado Benjamín Carrión, Méx. – 1933

CARRIÓN, Benjamín. Mapa de América. Madrid: Sociedad General Española de Librería, 1930.

A Vicente Lombardo Toledano, el intelectual y el militante.
Firmado Benjamín Carrión, Méx – 1933

CARRIÓN, Benjamín. Atahuallpa. México: Imprenta Mundial, 1934.

A Vicente Lombardo Toledano, animador de izquierdas intelectuales y sociales.
Homenaje de Benjamín Carrión, Méx. – nov – 1934

Obras ubicadas en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” de la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB
Correo electrónico:bibliolomb@hotmail.com

Aquí se pueden encontrar tres obras en línea de Benjamín Carrión, publicadas en formato digital por el Centro Cultural Benjamín Carrión: A la zaga de lo imposible, Narrativa latinoamericana, Ensayos reunidos.

Obra literaria

  • Los creadores de la nueva América (1928)
  • El desencanto de Miguel García (1928)
  • Mapa de América (1931)
  • Atahuallpa (1934)
  • Índice de la poesía ecuatoriana contemporánea (1937)
  • Cartas al Ecuador (1943)
  • El nuevo relato ecuatoriano (1951)
  • San Miguel de Unamuno (1954)
  • Santa Gabriela Mistral (1956)
  • García Moreno, el santo del patíbulo (1958)
  • Nuevas cartas al Ecuador (1960)
  • Por qué Jesús no vuelve (1963)
  • El cuento de la patria (1967)
  • Raíz y camino de nuestra cultura (1970)
  • El libro de los prólogos (1980)
  • América dada al diablo (1981)
  • Correspondencia de Benjamin Carrión (1995)
  • Obras de Benjamin Carrión
  • El pensamiento vivo de Montalvo

El Grupo Solidario del Movimiento Obrero

El Grupo Solidario del Movimiento Obrero

Por Emilio García Bonilla

A principios de 1922, Diego Rivera había iniciado su primer mural, La Creación, en el anfiteatro de la Escuela Nacional Preparatoria, instalando su taller en el antiguo convento de San Pedro y San Pablo, ubicado en la esquina del Carmen y San Ildefonso en la Ciudad de México; sobre ésta última calle, en el número 20, tenía su despacho Vicente Lombardo Toledano, en ese entonces de 27 años. De estos dos personajes surgió la iniciativa para integrar lo que se llamaría Grupo Solidario del Movimiento Obrero.

Los primeros convocados para formar el grupo fueron personas cercanas a Lombardo y Rivera: el primero invitó a sus compañeros de sus años de estudiante universitario: Teófilo Olea y Leyva, Alfonso Caso, Alberto Vásquez del Mercado, posteriormente se integraría Manuel Gómez Morín, todos ellos del grupo conocido como Los Siete Sabios; Octavio Medellín y Ostos, cercano a ellos, también fue convocado. Diego Rivera invitaría a sus colaboradores Xavier Guerrero y Carlos Mérida, a los también pintores José Clemente Orozco, Adolfo Best, Jorge Juan Crespo y Germán Cueto, y al escultor Ignacio Asúnsolo. Por su parte, la actriz Guadalupe Rivas Cacho, entonces pareja de Rivera, invitó a sus compañeros del Teatro Lírico: Pablo Prida, Manuel Castro Padilla, Joaquín Ramírez Cabañas y Carlos Ortega.[1]

El Grupo Solidario del Movimiento Obrero fue constituido en enero de 1922. Estuvo activo durante casi un año y medio, extendió su trabajo e influencia por diferentes ciudades del país y agrupó a personalidades destacadas de la cultura que se acercaron a los trabajadores organizados. Entre sus miembros más destacados estuvieron: Carlos Pellicer, Daniel Cosío Villegas, Palma Guillén, José Gorostiza Alcalá, el nicaragüense Salomón de la Selva, el dominicano Pedro Henríquez Ureña y el polaco Józef Hieronim Retinger.

La reunión fundacional se realizó el 26 de enero de 1922 en el estudio de Diego Rivera. A la veintena de personas invitadas se les envió el proyecto de las bases generales de la organización, donde se consideraba que los intelectuales mexicanos no habían hecho ningún esfuerzo colectivo por la causa de los oprimidos:

Hasta la época actual, los artistas e intelectuales mexicanos no han sabido identificarse con lo que debían haber considerado como una acción necesaria y primordial, aunque a menudo e individualmente hayan sentido el desorden político, económico y social, y la opresión y la explotación que mantiene en estado de inferioridad a la población indígena de su país.[2]

Se señaló que el grupo se pondría a disposición de las asociaciones obreras, “ofreciendo sus servicios para que progresen las verdaderas ideas revolucionarias”, para ello sus integrantes se encargarían de estudiar los problemas que les encomendaran buscando soluciones, organizarían cursos y conferencias sobre los temas que se les solicitaran y sobre cuestiones del momento con importancia general, también realizarían publicaciones especiales de propaganda e instrucción, poniendo especial atención en los problemas relativos a la educación pública así como al desarrollo del gusto estético y artístico del pueblo mexicano.[3]

Los estatutos del Grupo Solidario del Movimiento Obrero disponían la integración de un comité ejecutivo, al frente del cual quedó Vicente Lombardo Toledano junto a Julio Torri y Diego Rivera, se nombró a Jorge Juan Crespo como tesorero y se constituyeron las siguientes comisiones: de Conferencias, a cargo de Carlos M. Peralta; Instrucción popular, bajo la responsabilidad de Octavio Medellín y Ostos; Trabajo social, con Palma Guillén, Alfonso Caso y Salomón de la Selva; Desarrollo estético, teniendo como responsables a Pedro Henríquez Ureña, José Clemente Orozco y Adolfo Best, y la Comisión de Publicaciones a cargo de Francisco González Guerrero. Se le encargó a Alberto Garduño un proyecto de dibujo para el emblema que usaría el grupo en su propaganda y documentos oficiales”.[4]

Portada de Diego Rivera, 1922.

En la reunión fundacional, Vicente Lombardo Toledano presentó un escrito sobre la propiedad de la tierra, proponiendo a los presentes que se imprimiera a costa del grupo, lo cual fue aprobado. Se publicó con el título El reparto de tierras a los pobres no se opone a las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo y de la santa madre Iglesia, la portada consistió en un dibujo realizado por Diego Rivera. En ese texto, escrito luego de haber presidido el Primer Congreso Agrario del Distrito Federal en septiembre de 1921 como oficial mayor del gobierno de la capital, Lombardo defendió con base en textos eclesiásticos al artículo 27 constitucional, afirmando que: “La revolución actual en México y en el mundo entero, no es más que la continuación del establecimiento del orden nacido de la doctrina de Nuestro Señor Jesucristo, que nos enseña a gobernar la Tierra por el amor de los unos a los otros y no por el egoísmo”.[5]

Las primeras acciones del grupo consistieron en fundar una escuela de artes y oficios para obreros en Tacubaya y prestar ayuda a la Sociedad Cooperativa de Obreros del Departamento de Establecimientos Fabriles para iniciar la construcción de una colonia obrera.[6]

A partir de febrero de 1922, el GSMO junto a otras asociaciones culturales participó en la organización de festivales en beneficio de los trabajadores, realizados en diferentes cines de la capital contando con el patrocinio de la Secretaría de Educación Pública. Los programas incluían piezas musicales, vistas cinematográficas, declamación de poesías y conferencias. Carlos Pellicer, Joaquín Ramírez Cabañas y Pedro Henríquez Ureña fueron algunos de los miembros que participaron en esos actos.[7]

Unas semanas después de haberse constituido el grupo, el comité ejecutivo remitió una carta a Felipe Carrillo Puerto, entonces gobernador de Yucatán, para informarle de sus propósitos, definiéndose como una organización integrada “por un número considerable de intelectuales y artistas mexicanos y extranjeros que desean contribuir a la resolución de los problemas sociales que constituyen el anhelo de nuestro pueblo”. Expresaron su voluntad de colaborar de manera incondicional con el gobierno de Carrillo Puerto al considerar que “los problemas revolucionarios, difíciles por sí mismos de resolverse en el sentido del bien, tropiezan con una serie incalculable de obstáculos”.[8]

Los estatutos del grupo señalaban que se tendrían sucursales en las principales ciudades del país. Para ello se integraron comisiones para viajar a Guadalajara, Querétaro y Morelia, logrando establecer contacto con agrupaciones sindicales y culturales.[9]

El 1° de marzo de 1922, Vicente Lombardo Toledano asumió la dirección de la Escuela Nacional Preparatoria, cargo en el que permaneció hasta septiembre de 1923. Invitó a miembros del grupo a impartir cursos en la Escuela Nacional Preparatoria Nocturna, fundada para los alumnos que tenían la necesidad de trabajar durante el día.[10] Además, Lombardo impulsó el trabajo artístico en los muros del antiguo Colegio de San Ildefonso, participando Diego Rivera, Xavier Guerrero, Carlos Mérida y José Clemente Orozco, miembros del GSMO. En esa misma época también trabajaron David Alfaro Siqueiros, Ramón Alva de la Canal, Fermín Revueltas y Jean Charlot. Comenzó así el movimiento muralista mexicano.

Vicente Lombardo Toledano en 1922.

La Secretaría de Educación Pública autorizó subvencionar dos cátedras para obreros en Guadalajara y aceptó que los folletos y propaganda del GSMO se imprimieran gratuitamente en los Talleres Gráficos de la Secretaría, debiéndose suministrar únicamente el papel. Se impulsó la formación de una sociedad de librería de propiedad del GSMO, para lo cual los escritores miembros y amigos del grupo entregaron de una a tres de sus obras para su venta. Vicente Lombardo Toledano y Carlos M. Peralta, miembros del GSMO, solicitaron que fuera trasladado al Archivo General de la Nación el archivo del Marquesado del Valle por considerarlo de interés público, pero al estar en posesión del Hospital de Jesús, y ser éste una persona moral con capacidad para poseer bienes, no procedió su petición.[11]

Tres meses después de haber sido constituido el grupo, y en una reunión en la que fueron aceptados como miembros Manuel Toussaint, Manuel Gómez Morín y Daniel Cosío Villegas, se decidió reformar sus bases organizativas con el objetivo de que la institución pudiera trabajar lo más eficazmente posible.[12]

Desapareció la figura del comité ejecutivo y sus atribuciones fueron concentradas en el secretario general, cargo que recayó en Vicente Lombardo Toledano; Jorge Juan Crespo fue relevado por Guillermo Toussaint como tesorero de la organización; se suprimieron todas las comisiones y se creó un cuerpo consultivo que en asuntos trascendentales asesoraría al secretario general, quedando integrado por Diego Rivera, Julio Torri, Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Caso, J. H. Retinger y Daniel Cosío Villegas; se reconoció como vocales del grupo a Enrique Delhumeau, Salomón de la Selva, Carlos Pellicer, Ciro Méndez, Xavier Guerrero, Ignacio Asúnsolo, José Clemente Orozco y Palma Guillén, quienes asumirían las responsabilidades de las antiguas comisiones en la coordinación de las actividades del grupo.[13]

Manuel Gómez Morín agradeció su aceptación en el grupo, del que tuvo tan favorable opinión que llegó a señalar que: “el movimiento espiritual en México sigue tan intenso y tan interesante como antes. Un gran número de intelectuales, (profesionistas, pintores, periodistas, músicos, arquitectos, etc.) han constituido un grupo solidario del movimiento obrero que, esperamos, dará fuerza técnica a la evolución social en México”.[14] Agustín Loera y Chávez se enteró de la existencia del grupo a través de Lombardo Toledano y desde Sevilla pidió que se le considerara parte de él, estando “dispuesto a colaborar en cuanto me sea posible”.[15]

La solidaridad internacional del grupo se expresó en mayo de 1922, cuando ofreció sus oficinas para que los estudiantes centroamericanos residentes en México pudieran reunirse. El GSMO consideró que, con esa medida, los estudiantes podrían estar en contacto frecuente y “conocer de modo definido nuestra interpretación de los ideales que hoy mueven a la conciencia mexicana”, manteniéndose además “vivos los ideales centroamericanos en los estudiantes hoy alejados de su patria”.[16]

El Grupo Solidario del Movimiento Obrero llegó a colaborar abiertamente con la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), entonces la principal central obrera del país, de tal forma que el Instituto de Ciencias Sociales, dependiente de dicha organización, fue cedido para que el grupo lo dirigiera, recayendo esa responsabilidad en Ciro Méndez. El brazo político de la CROM, el Partido Laborista Mexicano, celebró su Tercera Convención Ordinaria, siendo invitado el GSMO para enviar una delegación con el carácter de fraternal al acto de inauguración el 21 de abril de 1922.[17]

A fines de agosto, el Grupo Solidario del Movimiento Obrero organizó una comida a la que invitaron a los principales dirigentes de la CROM, entre ellos a Luís N. Morones, Ricardo Treviño, Celestino Gasca, Eduardo Moneda, José López Cortés y Samuel O. Yúdico. También fueron invitados Antonio Caso y Emilio Portes Gil. En la reunión, Lombardo rindió un informe en su calidad de secretario general del grupo.[18] Probablemente de esta reunión surgió la invitación para que el grupo enviara un delegado a la IV Convención Nacional de la CROM que se realizó en el mes de septiembre y a la que acudió Diego Rivera.[19]

Una actividad no oficial del GSMO fue la organización de una exposición de arte popular mexicano para presentarse en Estados Unidos. Miguel Alessio Robles, secretario de Industria, Comercio y Trabajo, invitó a Lombardo para que se hiciera cargo de la administración de la exposición,[20] lo cual aceptó involucrando en esa tarea a algunos miembros del grupo durante varios meses: Alfonso Caso, J. H. Retinger y Xavier Guerrero se encargaron de adquirir y registrar los objetos que integrarían la exposición. Guerrero y Adolfo Best viajaron a Estados Unidos para su instalación. A pesar de las dificultades pudieron informar a Lombardo que:

El éxito moral para México ha sido un suceso de mucha importancia en este país; la juventud en general, los elementos de educación representados por hombres de reconocida cultura, han tenido elogios muy bellos para las industrias pequeñas y su porvenir en este sentido; las universidades y los planteles de educación en general desfilaron ante nuestra colección, y todos están verdaderamente encantados de haber presenciado este contingente que representa la manifestación más noble del pueblo mexicano.[21]

A finales de 1922 se fundó la revista Vida Mexicana, con un cuerpo directivo integrado por Daniel Cosío Villegas, Vicente Lombardo Toledano, Salomón de la Selva, Eduardo Villaseñor y Enrique Delhumeau, posteriormente Alfonso Caso asumió la dirección. La publicación, de corta vida, pues sólo salieron dos números, se convirtió en el órgano del Grupo Solidario del Movimiento Obrero publicando poseías, cuentos, reseñas y artículos. Así, en el número de marzo de 1923 se publicó un artículo sobre las juntas de conciliación y arbitraje, y se reprodujo el escrito de Lombardo sobre el reparto de tierras con la portada de Diego Rivera.[22]

El grupo ofreció su colaboración para analizar problemáticas sociales y temas de interés para los trabajadores: Alfonso Caso realizó un estudio sobre la migración hacia los Estados Unidos;[23] asimismo, se acordó con el Sindicato de Redactores y Empleados de la Prensa del Distrito Federal hacer un estudio “del trascendental tema del Seguro del Trabajo”, comprometiéndose la organización sindical a hacer lo posible para que dichos trabajos fueran publicados en los diarios de la capital.[24]

La revisión de los documentos que han sobrevivido al tiempo arroja una lista de 44 personas que en algún momento se consideraron miembros del GSMO, además de los nombres ya mencionados también estuvieron: Francisco Zenteno, Francisco Orozco, Oscar Crespo, Tomás Montaño, Abelardo Olvera, José Romano Muñoz, Ignacio Rodríguez, Rogerio de la Selva, Ezequiel Salcedo y Manuel Toussaint.

El Grupo Solidario del Movimiento Obrero dejó de tener actividad a mediados de 1923. Para muchos de sus miembros constituyó la primera experiencia de organización colectiva y contacto con los intereses y organizaciones de trabajadores,[25] fue también el antecedente de importantes agrupaciones que acercaron la labor de artistas e intelectuales al pueblo, como el Sindicato de Obreros Técnicos, Pintores y Escultores (1922), la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (1933) y el Taller de Gráfica Popular (1937).


[1] Invitaciones firmadas por VLT y Diego Rivera, 25 de enero de 1922, en Fondo Histórico de la Universidad Obrera de México (FHUOM), Legajo 17.

[2] Bases generales y estatutos del Grupo Solidario del Movimiento Obrero, 26 de enero de 1922, en FHUOM, Legajo 17.

[3] Idem.

[4] Cartas de VLT a los responsables de las comisiones del GSMO, 30 de enero y 6 de febrero de 1922. Carta de VLT a Alberto Garduño, 7 de febrero de 1922, en FHUOM, Legajo 18.

[5] Acta fundacional del GSMO, 26 de enero de 1922, en FHUOM, Legajo 19. VLT, “El reparto de tierras a los pobres no se opone a las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo”, en Obra Histórico-cronológica, tomo I, vol. 1, México, CEFPSVLT, 1994: pp. 117-121.

[6] Acta de la reunión del GSMO del 3 de febrero de 1922, en FHUOM, Legajo 18..

[7] Invitación y programa para los festivales del 26 de febrero de 1922 y 18 de marzo de 1922, en FHUOM, Legajos 19 y 21, respectivamente. Dichos festivales están señalados como el segundo y el sexto. Cartas de VLT a Carlos Pellicer, Joaquín Ramírez Cabañas y Carlos M. Peralta, 7 de febrero de 1922, en FHUOM, Legajo 18.

[8] Carta del comité ejecutivo del GSOM a Felipe Carrillo Puerto, 20 de febrero de 1922, en FHUOM, Legajo 19

[9] Artículo 1 de los Estatutos del GSMO, 26 de enero de 1922, en FHUOM, Legajo 17. Cartas de VLT a Celestino Gasca, 14 de febrero de 1922, 24 de febrero de 1922 y 17 de marzo de 1922, en FHUOM, Legajos 18, 19 y 20, respectivamente.

[10] Nota periodística, “Se proyecta establecer una Escuela Preparatoria Nocturna”, Excélsior, 15 de noviembre de 1922, en FHUOM, Legajo 29. También en Obra Histórico-cronológica, tomo I, vol, 1, México, CEFPSVLT, 1994: pp. 315-317.

[11] Acta de la reunión del GSMO del 9 de marzo de 1922, en FHUOM, Legajo 20. Documento sin firmas presuntamente de 1922, en FHUOM, Legajo 30. Carta del subsecretario G. Valenzuela a Carlos M. Peralta y VLT, 22 de abril de 1922, en FHUOM, Legajo 22.

[12] Carta de VLT a Manuel Toussaint, Manuel Gómez Morín y Daniel Cosío Villegas, 28 de abril de 1922, en FHUOM, Legajo 22. Comunicado de VLT a los miembros del GSMO, 28 de abril de 1922, en FHUOM, Legajo 22.

[13] Idem.

[14] Carta de Manuel Gómez Morín a VLT, 10 de mayo de 1922, en FHUOM, Legajo 23. Carta de Manuel Gómez Morín a J. Salter Hansen, 22 de abril de 1922. Citado por Enrique Krauze, Caudillos culturales en la Revolución Mexicana, 6ª ed., México, Siglo XXI, 1990: pp. 157-158.

[15] Carta de Agustín Loera y Chávez a VLT, 20 de febrero de 1922, en FHUOM, Legajo 19.

[16] Invitación del secretario general del GSMO a estudiantes centroamericanos, 23 de mayo de 1922, en FHUOM, Legajo 25.

[17] Nombramiento de VLT a Ciro Méndez, 10 de mayo de 1922, en FHUOM, Legajo 23. Carta de Ricardo Treviño, secretario general de la CROM al GSMO y respuesta del comité ejecutivo, 21 y 22 de abril de 1922, en FHUOM, Legajo 22.

[18] Rosa María Otero, Vicente Lombardo Toledano. Datos biográficos, México, Universidad Obrera de México, 1988: pp. 12-13.Invitaciones de VLT a Antonio Caso y Emilio Portes Gil, 29 y 30 de agosto de 1922, en FHUOM, Legajo 28.

[19] John Lear, “La revolución en blanco, negro y rojo: arte, política y obreros en los inicios del periódico El Machete”, en Signos Históricos, México, UAM-Iztapalapa, No. 18, julio-diciembre 2007: pp. 114-115.

[20] Carta de Miguel Alessio Robles a VLT, 16 de marzo de 1922, en FHUOM, Legajo 20.

[21] Carta de Xavier Guerrero a VLT, 28 de enero de 1923, en FHUOM, Legajo 35.

[22] Armando Pereira (ed.), Diccionario de Literatura Mexicana, siglo XX, México, UNAM, 2004: p. 479. John Lear, “La revolución en blanco, negro y rojo…”, op. cit.: p. 115.

[23] Héctor Ramírez Cuéllar, Lombardo: Socialismo en la Universidad, México, edición del autor, 2013: p. 184.

[24] Carta del Sindicato de Redactores y Empleados de la Prensa del Distrito Federal al secretario general del GSMO, 14 de mayo de 1923, en FHUOM, Legajo 38.

[25] John Lear, “La revolución en blanco, negro y rojo…”, op. cit.: p. 114.

Antonio Castro Leal, 1896-1982

Por el Lic. Javier Arias, el Mtro. Josep Francesc Sanmartín Cava y el dedicado trabajo realizado por los Servicios Bibliotecarios del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano.

Antonio Castro Leal nació el 2 de marzo de 1896 en la Ciudad de San Luis Potosí (México). Fue un eminente abogado, docente, diplomático, escritor y rector de la Universidad Nacional de México. Se tituló como abogado y se doctoró en derecho en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Además, también se doctoró en filosofía por la Universidad de Georgetown. Perteneció a la Generación de 1915 y formó parte de la Sociedad de Conciertos y Conferencias junto con Vicente Lombardo Toledano, Manuel Gómez Morín, Alfonso Caso, Jesús Moreno Baca, Teófilo Olea y Alberto Vázquez del Mercado, grupo de intelectuales que años más tarde serían conocidos como el grupo de “Los Siete Sabios”.

Ejerció la docencia en la Escuela Nacional Preparatoria, en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, en la Escuela Nacional de Altos estudios y, por último, fue rector de la Universidad Nacional de México hasta 1929, cuando la universidad pasó a ser la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por propuesta del presidente Emilio Portes Gil. También fue director de Supervisión Cinematográfica, del Instituto Nacional de Bellas Artes, embajador de la UNESCO, presidente de la Sociedad de Críticos de Arte, e impulsó la fundación del Centro de Educación Fundamental para Adultos para América Latina, con sede en Pátzcuaro, estado de Michoacán (México). En la UNAM, fue coordinador de Humanidades, director de cursos Temporales y director de los Cursos de Extensión Universitaria en San Antonio, Texas (Estados Unidos de América). En 1952 recibió la distinción del doctorado Honoris Causa por la UNAM. Antonio Castro Leal falleció el 7 de enero de 1982 en la Ciudad de México.

Recordamos a Antonio Castro Leal con una dedicatoria firmada para su amigo y compañero el Mtro. Vicente Lombardo Toledano.

CASTRO Leal, Antonio. El pueblo de México espera: estudio sobre la radio y la televisión. México: Cuadernos Americanos, 1966.

Para Vicente lombardo Toledano, con mis mejores deseos para 1967. Firma Antonio Castro Leal.

Obra ubicada en el acervo histórico: “Dedicatorias a Vicente Lombardo Toledano” de la biblioteca del Centro de Estudios Vicente Lombardo Toledano.

Link del catálogo en línea: http://200.78.223.179:8388/LOMB
Correo electrónico:bibliolomb@hotmail.com

Parte de las publicaciones de Antonio Castro Leal

  • Las cien mejores poesías líricas mexicanas (ed. con Manuel Toussaint y Alberto Vásquez del Mercado) (1914)
  • El problema de la Iglesia en México (panfleto) (1926)
  • Las cien mejores poesías mexicanas (ed.) (1935)
  • Juan Ruiz de Alarcón. Ingenio y sabiduría (1939)
  • Veinte siglos de arte mexicano – (introd.) (1940)
  • Revista de literatura mexicana (1940-1941)
  • El libro de oro del cine mexicano (coord.) (1948) (ed. Comisión Nacional de Cinematografía, México, D.F.)
  • Las dos partes del Quijote (1949)
  • La poesía mexicana moderna (1953)
  • Una historia del siglo XX (1955)
  • Las ideas de Salvador Díaz Mirón (1956)
  • La novela de la Revolución mexicana (1958-1960)
  • El laurel de San Lorenzo (1959)
  • Un mensaje a la América Latina y una elegía por España (poema) (1960)
  • Alejandro de Humboldt y el arte prehispánico (1962)
  • El Primer Congreso Internacional de Americanistas (1963)
  • El pensamiento musical de Carlos Chávez (1963)
  • La novela del México colonial (1964)
  • Luis G. Urbina (1964)
  • Las tragedias de Shakespeare (1965)
  • Thoreau y su discípulo Cassius Clay (1967)
  • ¿A dónde va México? Reflexiones sobre nuestra historia contemporánea (1968)
  • Hombres e ideas de nuestro tiempo (1969)
  • Díaz Mirón, su vida y su obra (1970)
  • El español, instrumento de una cultura (1970)
  • La poesía de Manuel José Othón (1971)
  • El imperialismo andaluz y otras historias (1984)

X